Casi un centenar de nuevos internados en la última jornada

El reporte del Ministerio de Salud provincial informó 1.791 nuevos casos de coronavirus y 21 fallecimientos por coronavirus.

El Ministerio de Salud de Córdoba informó ayer que 916 personas se encontraban internadas en camas críticas para adultos Covid-19, lo que representa un 55,4% del total de unidades de los sectores público y privado de la provincia. De esta forma, comparando este reporte con el brindado el lunes por la noche se dispara que en una sola jornada se sumaron nada menos que 90 personas internadas en esas unidades.

Por otra parte, ayer confirmaron 1.791 nuevos casos y 21 fallecimientos por coronavirus. Del total de contagios incorporados al sistema en las últimas 24 horas, 930 corresponden a esta capital y 861 al interior. En este último grupo se vieron afectados nada menos que 21 departamentos, siendo nuevamente Río Cuarto el más golpeado, con 183 nuevos infectados. En tanto, de los últimos decesos constatados, 13 corresponden a hombres, de 53, 61, 64, 71 (dos), 73, 76 (tres), 79, 87 y 88 (dos), y ocho mujeres, de 25, 57, 66, 69, 78 (dos), 84 y 86 años.

“Todas las personas se encontraban internadas y presentaban antecedentes de patologías previas”, informaron desde Salud. Con esta actualización, el acumulado de positivos desde la llegada de la pandemia a nuestro territorio llegó 32.466 casos y el de muertes, a 377. 

La víctima fatal más pequeña

La provincia de Córdoba lamentó ayer el deceso de la víctima fatal por Covid-19 más pequeña desde que llegó la pandemia a nuestro territorio. Se trató de Luna, una beba de dos años que falleció en el Hospital de Niños de esta ciudad. Según confirmaron las autoridades del nosocomio, la criatura “tenía patologías complejas previas, tanto neurológicas como respiratorias, era una nena con antecedentes importantes y probablemente ha sido la evolución de esas patologías las que llevaron a este desenlace con Covid-19 pero no por Covid-19”.

El director del establecimiento, Marcelo Argüello, indicó que el pasado viernes la niña “había tenido una parada cardíaca, la habían reanimado, y había quedado con mucho compromiso neurológico”. La pequeña sufría encefalopatía crónica no evolutiva (parálisis cerebral), traqueotomía, entre otras complicaciones severas. Según indicaron desde la Senaf, la beba “nació con sífilis congénita, parálisis cerebral, requirió botón gástrico y asistencia respiratoria”. 

Aislaron al personal de Arcor

Cerca de un centenar de empleados de la empresa cordobesa Arcor se encuentran aislados por precaución sanitaria a la espera de los hisopados pertinentes. Es que, en los últimos días el Centro de Emergencia de Arroyito confirmó que ya son más de 30 los casos positivos de Covid-19 en esa localidad del este provincial, por lo que el municipio regional tomó nuevas medidas restrictivas en relación a las actividades permitidas.

Según confirmaron desde la empresa multinacional, el protocolo se activó tras un caso sospechoso que mostraba un cuadro febril, por el cual aislaron a los contactos estrechos que trabajan con el caso y a los de segunda línea, que serían contactos de contactos estrechos. Tras poner en aislamiento a esos 97 trabajadores, la firma procedió a desinfectar la zona. Hasta el momento se confirmaron nueve positivos, de los cuales ocho desempeñan tareas en administración. Además, se conocieron los resultados negativos de otros ochos empleados. 

Una decena de imputados

El fiscal federal José María Uriarte aseguró ayer que ya hay una decena de personas imputadas por participar en una fiesta clandestina y de un rito religioso en la localidad cordobesa de Justiniano Posse. El agravante que complica a las personas investigadas es que asistieron a esa celebración contagiados de coronavirus por lo que significaron un riesgo para el resto de los concurrentes, produciendo un nuevo brote de casos. “A esa fiesta familiar aparentemente asisten personas contagiadas, asisten contagiadas a las celebraciones y sin los protocolos adecuados”, señaló el fiscal.

“Esta celebración termina siendo un lamentable foco de contagio. Desgraciadamente esta fiesta y la celebración que no tuvo en cuenta cuestiones elementales como barbijo y distancia, cantidad de gente, generó todo un foco importante que después tuvo como consecuencia una cantidad de gente contagiada”, agregó Uriarte. Según detalló el fiscal, entre los 10 imputados se encuentra el sacerdote de la misa celebrada el 8 de septiembre pasado. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar