Contra (lo que queda) del delasotismo en Tribunales

El carnicero de Urca 

Son días en los que no se vende demasiado, aunque hay algo de movimiento en la carnicería. La curva descendente para fin de mes empieza cada vez más temprano, pero bueno, la estamos llevando. Y eso es lo importante. La semana que pasó estuvo un poco más calma la gente en el negocio, o, al menos, eso me pareció. Menos discusiones de política y más comentarios mundanos de cosas que pasan en el vecindario. Debería preguntar en el diario si les interesa una columna sobre chismes “de barrio”, en vez de esta, donde cuento las cosas que escucho de política de los clientes tan informados que tengo.

Uno de ellos cayó el viernes a la tarde, de impecable traje y corbata. Venía de Tribunales, donde entró de pinche y ahora tiene alto cargo judicial. Yo lo conozco desde chiquito, pero lo mismo le digo “doctor”. Venía en busca de un peceto, que me dijo lo iba a mechar con verduras y mandar al horno.

A mi clásica pregunta de “cómo anda las cosas por los Tribunales”, la respuesta fue: “Más movido que en la política”. Así que me puse a escucharlo mientras le sacaba la poquita grasa que tenía el peceto.

Me contó que hay internas de todo tipo, pero que una muy notable en los más encumbrados estrados judiciales es entre los que respondían al delasotismo, y los que estaban más cerca del schiarettismo. Que después de la muerte del “Gallego” De la Sota, esas diferencias se borraron un poco, pero que con la decisión de Schiaretti de poner a su amigo Angulo en el Tribunal Superior, quedó claro que el gobernador se quiere quedar con todo.

Yo lo escuchaba con mucha atención y ya tenía listo su peceto, pesado y en la bolsa. Y el “doctor” seguía: antes de que asuma el ex ministro de Justicia, que nunca fue muy amigo de De la Sota, en el TSJ ya hay movimientos de que quiere correr a los más cercanos del fallecido ex gobernador.

Y que le han apuntado al “Chirola” David, que es Fiscal General adjunto, o sea, que es uno de los que está a cargo provisoriamente de la Fiscalía General; David, según mi cliente, fue uno de los “incondicionales” de De la Sota en la época en que el ex gobernador manejaba el partido en la provincia.

Puse cara de “mirá que interesante…”, pero antes que dijera nada, mi cliente judicial me alertó que ese cargo no es removible, así que no es fácil sacar y poner gente. Y me dijo: “Acuérdese que la Fiscalía General está vacante, habrá que ver qué mensaje mandan desde el Centro Cívico como para disciplinar aún más eso”.

Lo seguía con mucha atención pero sin terminar de entender todos esos vericuetos. Así que le cobré, le di saludos para su familia y me quedé pensando si un tipo que espera que le esclarezcan un robo o le resuelvan una demanda por una deuda o tantas cosas que duermen años en esos despachos, sabrá de todos esos entuertos.

Por suerte entró enseguida otro cliente y seguí con lo mío.

Nos vemos el lunes.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar