El caso Surrbac preocupa a más de un intendente

El carnicero de Urca

Si le cuento los días que estoy viviendo, ustedes no se van a sorprender porque seguramente sean parecidos a los que están pasando en cada uno en su actividad. La carnicería la semana que pasó fue un tembladeral… mucha gente angustiada, desconcertada, que me pregunta a mí qué hacer con la plata. ¿A mí? Un simple carnicero que escribe unas líneas caóticas de lo que escucha detrás del mostrador.

Lo mismo no tuve demasiado movimiento. Ya lo habrán escuchado hasta el hartazgo: agosto fue eterno.

Justo el sábado 31, cuando se moría el mes, cayó un abogado, de los que no anda pensando en las fechas de cobro del salario, a comprar un generoso asado. Es cliente de años y siempre anda con datos bien picantes, además de una pilcha impecable, aunque sea fin de semana.

Arrancó preguntando el hombre, después de pedirme costilla bien ancha y un matambre entero: “¿Qué me cuenta de los muchachos del Surrbac?” Y qué podía contarle yo, si sé lo que saben todos escuchando la radio o la tele. Pero él sí parece que sabía, porque se puso a contarme una serie de detalles de la causa y de las ramificaciones.
Yo lo escuchaba mientras le preparaba el pedido. “Esto va a salpicar a muchos… y hay unos cuantos más que preocupados”, me dijo con mucha convicción.

Yo lo miré como pidiéndole que me ampliara. Me dijo que aparte de Mestre, que le ha dado todo lo que le pidió el Surrbac, hay “varios intendentes” preocupados por el avance del caso judicial.

“Acuérdese que Catrambone está en el directorio de Cormecor, con varios intendentes del Gran Córdoba”, me dijo, como si yo supiese que es ese tal Cormecor. Ahí me explicó que es un ente intermunicipal para tratar los residuos.

“Está claro que estar en el mismo directorio no te hace cómplice de nada ni mucho menos. Pero parece que hay algunos que tenían vínculos que superaban a Cormecor”, me acotó.

Yo lo miré sin entender y como justo en ese momento entró otro cliente, el abogado se limitó a señalar para el oeste y murmurar “acá nomás”.

Le cobré, atendí al otro cliente y me quedé pensando que “acá nomás” está La Calera.

Leí algo esta semana que hubo allanamientos o algo así en la Municipalidad de La Calera.

Pero capaz no tenga nada que ver.
Nos vemos el lunes.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar