Fuerte polémica por la salud del juez Carlos Fayt

El ministro de 97 años anunció que no se realizará ningún examen para demostrar su probidad 

El estado de salud del juez de la Corte Suprema de Justicia Carlos Fayt quedó en el centro del debate político luego de que se conociera que el magistrado de 97 años no concurre hace tiempo a las reuniones del máximo órgano de Justicia del país, con versiones que incluso hablan de un estado incipiente de senilidad que lo afectaría. 
 
Ante ello, el oficialismo pidió que el magistrado demuestre estar en condiciones de ejercer su cargo, aunque el abogado de Fayt, Jorge Rizzo, respondió pronto que su defendido "está entero" y rechaza cualquier examen médico para comprobarlo. "Saliendo de su casa y hablando como solía hacerlo, despejaríamos esa duda de cómo está su salud física y mental y todos estaríamos tranquilos y contentos", pidió por caso el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en tanto que la titular de la banca kirchnerista en Diputados, Juliana Di Tullio, afirmó que analizan requerir "medidas probatorias" para comprobar las condiciones físicas y mentales de Fayt para ejercer su cargo.  
"Hay una situación irregular, tiene una edad avanzada y hace mucho tiempo que no acude a las reuniones de la Corte. Esto no merece un pedido de juicio político sino que se realicen medidas probatorias previas", indicó Di Tullio, que salió al cruce así de las versiones periodísticas opositoras que hablaban de un plan del oficialismo para pedir el juicio político del magistrado. 
 
Esa línea argumentativa aprovechó Rizzo para emitir la respuesta de Fayt, al aseverar que la polémica responde a "otro embate en contra de él de los que está acostumbrado". "A Fayt no le preocupa la posibilidad de un juicio político porque no hay ninguna causal para hacerlo", afirmó Rizzo, quien sin embargo confirmó que el juez no se someterá ni dará ninguna prueba para demostrar su estado de salud. 
 
Pese a ello, el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat calificó de "delicada" la situación de la Corte Suprema y pidió abrir un procedimiento para "investigar la situación de Fayt, que no tiene participación alguna en el tratamiento de las aproximadamente 14 mil causas que entran por año a la Corte".
 
"Un error de redacción". La polémica que envuelve la reelección anticipada por cuarta vez del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, sigue creciendo en envergadura. Ayer, una fuente del tribunal salió a justificar que el anciano juez Carlos Fayt haya firmado la acordada que reeligió a Lorenzetti en su domicilio, al aseverar que el hecho no figuró en el acta por "un error de redacción". "Fayt no firmó efectivamente la acordada que reeligió a Lorenzetti en la Sala de Acuerdos de la Corte Suprema sino en su domicilio, a la que se la llevó un secretario de la Corte", admitió la fuente, que aclaró que el hecho de que en el texto figurara como presente en la sala de acuerdos se debió a un "error de redacción". Por su parte, el propio Lorenzetti suspendió ayer su anunciado viaje a Roma previsto para estos días, aparentemente por la crisis que vive el tribunal. Algunos trascendidos indicaron empero que el viaje se suspendió porque Lorenzetti había pedido una audiencia con el papa Francisco que finalmente no le fue concedida.
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar