Nueva marcha de los chalecos amarillos en contra de Macron

Por quinto sábado consecutivo, los manifestantes reclamaron la renuncia del mandatario

PARÍS.- Por quinta semana consecutiva, miles de manifestantes vestidos con chalecos amarillos volvieron a tomar las calles de las principales ciudades de Francia el sábado, con epicentro en París, para reclamar la renuncia del presidente Emmanuel Macron, aunque esta vez exhibieron menos fuerza que en las anteriores protestas. Con un fuerte operativo de seguridad desplegado desde el Gobierno, la jornada registró también menos incidentes, aunque terminó con 168 detenidos y 7 heridos en París.
Lo cierto es que, con esta nueva jornada de protesta, el movimiento de los denominados “chalecos amarillos” confirmó la mutación de su perfil hacia una oposición directa a Macron. Nacido hace poco más de un mes como un movimiento ciudadano contra el alza de los combustibles y las políticas elitistas del presidente conservador, ahora parece aglutinar todo el enojo y malestar social con Macron, planteándose de frente a su Gobierno.

Sin embargo, luego de las últimas concesiones anunciadas por el jefe de Estado, el movimiento lució disminuido: hubo apenas unos 66.000 manifestantes en todo el país, la mitad respecto a una semana atrás, con pocos brotes de violencia. “En París, hubo menos de 3.000 personas” en la movilización, informó la policía local, cuando hace una semana habían sido 10.000. Aún así, el Gobierno mantuvo el masivo operativo de seguridad: como el sábado 8 de diciembre, unos 8.000 agentes controlaron las calles de la capital. También abrieron muchas de las atracciones turísticas de París, entre ellas el Museo del Louvre y la Torre Eiffel.

Pese a ello, la célebre avenida de los Campos Elíseos volvió a vivir momentos de tensión con algunos enfrentamientos, que sin embargo dejaron menos heridos (siete) y detenidos (168). También se registraron incidentes y choques con la policía en Burdeos (suroeste, en donde hubo unos 4.500 manifestantes), Saint-Etienne (centro), Toulouse (sur), Nantes (oeste), Besançon (este), Nancy (este) y Lyon (sureste). Además, los manifestantes mantenían ayer los cortes de diversas autopistas del país, lo que según el Gobierno se traduce en una reducción a la mitad (del 0,4% al 0,2%) del crecimiento de la economía del país para el último trimestre del año.

Abrupta caída en las encuestas 

Las protestas en toda Francia de los “chalecos amarillos” no fueron inocuas para la popularidad del presidente Emmanuel Macron, cuya imagen sufrió una abrupta caída entre los votantes de Francia. Tanto es así que la líder ultraderechista Marine Le Pen le ganaría al actual presidente en caso de que hoy tuviera lugar una primera vuelta de elecciones presidenciales, según indica un sondeo difundido ayer. La encuesta del grupo Ifop sostiene que, con los mismos candidatos que en abril de 2017, Le Pen ganaría la primera vuelta con el 27% de los votos, dos puntos más que Macron. El sondeo también indica que la aprobación de Macron cayó dos puntos en el último mes a un 23%, mientras que los “muy insatisfechos” con su gestión crecieron seis puntos, al 45%.

17 Diciembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar