Tensión en Venezuela tras el frustrado operativo opositor

El operativo de ingreso de ayuda humanitaria al país terminó en fuertes enfrentamientos 

El operativo internacional liderado por el autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó para ingresar ayuda humanitaria a Venezuela terminó el sábado con fuertes incidentes en la frontera con Colombia y Brasil, cuando se topó con la resistencia montada por el mandatario Nicolás Maduro y su Fuerza Armada.

Un grupo de diputados opositores denunció incluso que cuatro integrantes de una comunidad indígena fueron asesinados en la frontera brasileña y que las refriegas dejaron al menos 24 heridos de bala en ese lugar. Los principales incidentes ocurrieron empero en el puente fronterizo Francisco de Paula Santander, que une las ciudades de Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela), donde dos camiones que transportaban la ayuda internacional fueron incendiados por las fuerzas chavistas.

Pero en todos los pasos fronterizos se registraron enfrentamientos entre los uniformados y grupos parapoliciales que responden a Maduro (que según las denuncias opositoras llegaron a utilizar armas de fuego), y los seguidores de Guaidó, que intentaron en vano superar las trincheras chavistas instaladas en cada puesto fronterizo. El Gobierno colombiano cifró en 285 el número de heridos en las últimas horas, aunque también aseguró que las deserciones en la Fuerza Armada venezolana han ido en aumento, hasta sumar alrededor 120.

Lo cierto es que ninguno de los camiones cargados de la ayuda internacional que intentaron ingresar al país caribeño consiguió su objetivo, y el balance al cierre de la jornada era un crecimiento exponencial de la tensión política, que acerca la posibilidad de una intervención norteamericana en suelo venezolano.

Como respuesta, el presidente Maduro anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Colombia, a la vez que ratificó su decisión de mantenerse en el cargo.

“La paciencia se agotó, no puedo seguir soportando que se preste el territorio de Colombia para una agresión contra Venezuela: por eso he decidido romper todas las relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno fascista de Colombia”, sentenció el sábado Maduro ante cientos de simpatizantes en Caracas –donde también se replicó este estado de división, ya que los sectores en pugna realizaron dos marchas enfrentadas–, y anunció que les dio 24 horas de plazo a los funcionarios colombianos para que salgan del país.

Guaidó apela a la comunidad internacional

El líder opositor Juan Guaidó se aferra a la presión internacional para sacar del poder a Nicolás Maduro, tras el frustrado paso de la ayuda internacional a Venezuela. El autoproclamado presidente interino, que cuenta con el reconocimiento de medio centenar de gobiernos, participará hoy en la reunión del Grupo de Lima en la capital colombiana con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Pero ayer anticipó que, luego de los acontecimientos ocurridos el sábado, planteará formalmente a la comunidad internacional “tener abiertas todas las opciones” para “liberar” a Venezuela. “Los acontecimientos de hoy me obligan a tomar una decisión: plantear a la comunidad internacional de manera formal que debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta patria que lucha y seguirá luchando. ¡La esperanza nació para no morir, Venezuela!”, escribió en un mensaje de Twitter.

Para Pompeo, Maduro tiene los días “contados”

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, consideró ayer que los días del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, “están contados”, y recordó que “todas las opciones están sobre la mesa” para “restaurar la democracia” en Venezuela.

En lo que sonó a una amenaza más sobre una presunta invasión norteamericana, Pompeo remarcó que su país “tomará medidas” tras el “trágico” día del sábado. “Todas las opciones están sobre la mesa. Vamos a hacer las cosas que son necesarias para asegurar (…) que la democracia se impone y que hay un futuro más brillante para el pueblo de Venezuela”, sostuvo Pompeo en una entrevista en la cadena Fox, al ser preguntado por la posibilidad de una intervención militar.

“Los días de Maduro están contados”, insistió Pompeo, quien calificó al mandatario venezolano como “un tirano”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar