López Obrador busca suavizar el debate con España

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró ayer que las reacciones son exageradas en torno a su petición al rey Felipe VI y al papa Francisco para que se disculpen por los abusos cometidos durante la conquista española de América.

“Vamos a esperar un tiempo a que se serenen los ánimos. Se me hace que hubo una sobrerespuesta, se exageró mucho, lo cual demuestra que ahí está el tema, subterráneo”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El 13 de agosto de 2021 se celebrarán 500 años de la caída de Tenochtitlán, capital del Imperio azteca, a manos del conquistador Hernán Cortés y en nombre del rey Carlos I de España y a favor del Imperio español.

López Obrador sostiene que no se puede celebrar ninguna conmemoración sin antes iniciar una reconciliación, por lo que quiere diseñar una hoja de ruta hasta ese año para convertir a 2021 como el año “de la gran reconciliación”. En respuesta, el gobierno de España lamentó profundamente que se hiciera pública la carta y rechazó “con toda firmeza” el contenido.

Por su parte, la líder indígena María de Jesús Patricio, Marichuy, dirigente del Congreso Nacional Indígena, en México, critico al presidente López Obrador y calificó de “simulación” la petición del mandatario al Rey de España y al papa Francisco. “Lo que tiene que hacer es dejar de despojar de la tierra a las comunidades”, dijo Marichuy.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar