Advierten sobre el aumento global del dióxido de carbono

La ONU indicó que se encuentra en niveles altísimos y genera serios problemas

La agencia climática de Naciones Unidas dijo que el clima extremo afectó el año pasado a 62 millones de personas a nivel mundial y obligó a 2 millones a reubicarse. El reporte anual del estado del clima mundial de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) dice que la Tierra está 1 ºC más caliente que cuando comenzó la era industrial.

Las emisiones por la quema de combustibles como carbón, gasolina o diésel para generar electricidad y en el transporte contribuyen al calentamiento global que, a su vez, provoca tormentas, inundaciones y sequías más intensas. “Hemos visto una mayor cantidad de desastres por el cambio climático”, dijo el secretario general de la OMM Petteri Taalas.

Agregó que desde 1998, unos 4.500 millones de personas se vieron afectadas por el clima extremo. “El dióxido de carbono es el principal problema aquí”, dijo Taalas, y añadió que el gas permanece en el ambiente durante siglos. El ciclón Idai que acaba de azotar Mozambique es un buen ejemplo, pero es muy reciente para estar incluido en el reporte, dijo Taalas.

Los últimos cuatro años han sido los más calientes de los que se tiene registro, según el informe. Eso incluye 2018, el año más cálido que se conoce en el que se presentó una Niña, agregó Taalas. La Niña, un enfriamiento natural de partes del Océano Pacífico que altera el clima a nivel mundial, suele reducir un poco las temperaturas globales.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a líderes mundiales reunirse en septiembre con planes para reducir las emisiones. “Le digo a los líderes que no vengan con un discurso, que vengan con un plan”, dijo Guterres, quien agregó que el cambio climático es un tema de seguridad y salud para el mundo. “El impacto en la salud pública aumenta”, dijo Guterres.

“La combinación de calor extremo y contaminación ambiental demuestra ser cada vez más peligrosa”. El informe estipula que las inundaciones afectaron a 35 millones de personas, mientras que las sequías golpearon a otros nueve millones de personas, sumándose al problema de cultivar suficiente alimento. Asimismo, se destaca que el calor del océano llegó a un nivel histórico y aumentó su acidez y pierden oxígeno s, y los glaciares se derriten.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar