Se dispara la violencia en el Brasil de Bolsonaro

Un comando militar acribilló a un auto en Rio de Janeiro y mató a un músico

BRASILIA.- Mientras cae en picada la imagen positiva del flamante presidente brasileño Jair Bolsonaro (ver HDC de ayer), se dispara la violencia social y política a un ritmo alarmante en el vecino país. Las autoridades militares arrestaron ayer a diez soldados que formaban parte de un comando que el domingo disparó más de 80 balazos contra un vehículo en Rio de Janeiro, matando a un hombre e hiriendo a otras dos personas, todos inocentes de cualquier delito.

El incidente se produjo en el popular barrio Guadalupe, en la zona norte de Rio, en el perímetro de seguridad de un área militar donde las tropas realizaban un “patrullaje regular”, según informó el Ejército. El comando disparó a mansalva contra el auto en que se transportaba el músico Evaldo dos Santos Rosa (de 51 años, también agente de seguridad) junto a su suegro, esposa, un hijo de 7 años y una niña de 13. Estos últimos salieron ilesos, pero Dos Santos Rosa murió por el tiroteo, mientras que su suegro y un transeúnte resultaron heridos.

En un principio, el Comando Militar de la zona Este indicó que la tropa “reaccionó a una agresión procedente de criminales a bordo del vehículo”, pero la versión fue rápidamente desmentida en las redes sociales y la prensa. El propio organismo tuvo que admitir ayer que, tras tomar declaraciones a los implicados y oír a testigos, “se identificaron inconsistencias” en esa versión e inició una rápida investigación en la que “se determinó labrar actas de prisión de 10 de los 12 militares interrogados, por incumplimiento de las normas de acción”.

Un comisario de la División de Homicidios de la Policía Civil, Leonardo Salgado, ya había confirmado el domingo en TV Globo que en el vehículo de la víctima “no se encontró ninguna arma”. “No veo indicios de legítima defensa, por la cantidad de tiros”, afirmó entonces. Se trata de un nuevo caso de abuso de poder en una ciudad crecientemente militarizada: en enero y febrero pasados, los dos primeros meses de gestión del gobernador Wilson Witzel (alineado con la gestión Bolsonaro), 305 personas fueron abatidas por la policía. Según las estadísticas oficiales, esa cifra representa un incremento del 17,6% respecto al mismo periodo de 2018. A lo que se suma un incremento exponencial de la venta de armas desde que Bolsonaro liberó su compra y portación para “todos los ciudadanos de bien”, según informó la prensa. Un estudio de la Sociedad Brasileña de Pediatría informó además que un niño o un adolescente de hasta 19 años muere cada hora por armas de fuego en Brasil, un nuevo récord para el país.

Bolsonaro destituye a su segundo ministro


BRASILIA.- El presidente Jair Bolsonaro confirmó ayer la dimisión de su ministro de Educación, Ricardo Vélez, después de una gestión caótica que generó una crisis inédita en la cartera. Se trata de la segunda baja en el Gobierno de Bolsonaro antes de completar mañana 100 días en el cargo: en febrero, ya había destituido a Gustavo Bebbiano, a cargo de la Secretaria General de la Presidencia. Vélez manejaba un presupuesto de 28.000 millones de euros para conducir la educación pública, pero su gestión estuvo plagada de polémicas: sin experiencia alguna, destituyó al menos a diez personas por falta de entendimiento con su equipo, que intentó cambiar de cuajo la orientación educativa para imponer una agenda ultraconservadora. Su última polémica ocurrió la semana pasada, al anticipar que modificarán los libros de las escuelas para afirmar que el último régimen militar (1964/1985) no fue una dictadura.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar