Un atentado múltiple en Sri Lanka deja más de 200 muertos

Se desconocía la autoría de los ataques contra tres iglesias y cuatro hoteles de lujo

COLOMBO.- La pequeña isla de Sri Lanka, ubicada en el Océano Índico, sufrió ayer uno de los peores ataques terroristas de los últimos tiempos cuando se registraron ocho explosiones en cuatro hoteles, tres iglesias y un complejo residencial en el contexto de las celebraciones de Pascuas. Al menos 207 personas murieron y 450 resultaron heridas como consecuencia del ataque, el más violento ocurrido en ese país desde el fin de una guerra civil de casi tres décadas en 2009. El Gobierno, que había recibido un aviso del jefe de la Policía sobre posibles atentados diez días antes, anunció ocho detenciones y apuntó a extremistas religiosos como los autores. Varios de los atentados fueron ejecutados por terroristas suicidas. Ningún grupo se atribuyó la autoría.

“Trajeron duelo y dolor a varias iglesias y otros lugares de reunión en Sri Lanka”, se lamentó el papa Francisco desde el Vaticano (ver Palabras...), en una de las Pascuas más oscuras que se recuerden. Los atentados se sucedieron de forma escalonada: las primeras explosiones tuvieron lugar en la iglesia de San Antonio y en la iglesia San Sebastián en la capital, así como también en un templo evangelista de Batticaloa, al este de la isla. Todas las iglesias estaban copadas por centenares de fieles que celebraban el domingo de Pascuas. Luego, en la misma Colombo, se produjeron ataques en tres hoteles de lujo que causaron al menos 64 muertos. A la tarde se produjo una nueva explosión en un cuarto hotel situado en Dehiwala, al sur de la capital. Por fin, en Orugodawatta, un kamikaze se inmoló en un edificio y mató a tres policías.

Ante la gravedad de la situación, el Gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada y el bloqueo temporario de las redes sociales. Poco después, el primer ministro Ranil Wickremesinghe anunció el arresto de ocho personas que estarían vinculadas a los atentados y la confiscación de una furgoneta que habría sido empleada por ellos, sin aportar más detalles. “Hasta ahora los nombres que tenemos son locales”, se limitó a decir, pero los investigadores intentan aclarar si hay posibles “vínculos con el extranjero”, según amplió en un mensaje por televisión.

El jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, había alertado hace diez días que un grupo musulmán radical planeaba ataques suicidas contra “iglesias importantes” del país. El grupo en cuestión, National Thowheeth Jama’ath (NTJ), es un colectivo musulmán radical de Sri Lanka que se dio a conocer el año pasado cuando fue implicado en actos vandálicos contra estatuas budistas. Hasta anoche, el trágico balance hablaba de 207 muertos, con al menos 36 extranjeros entre ellos.

Palabras del papa en el domingo de Pascuas 
ROMA.- En un día tan especial para los católicos como el Domingo de Resurrección, el papa Francisco expresó ayer su “tristeza” por el atentado múltiple en Sri Lanka, que incluyó a dos iglesias cristianas y una evangélica, a la vez que se declaró cerca de “todas las víctimas de una violencia tan cruel”. Ante los fieles reunidos en la Plaza San Pedro del Vaticano, Francisco expresó su “afectuosa cercanía a la comunidad cristiana, golpeada mientras estaba recogida y en oración, y a todas las víctimas de una violencia tan cruel”. También, al hablar de Latinoamérica, pidió “medidas concretas para resolver la crisis de Venezuela, que continúa y se agrava”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar