Google rompe con Huawei y conmociona el mercado global

Los celulares del gigante chino no tendrán acceso a actualizaciones de Android ni sus apps 

WASHINGTON.- La guerra comercial entre las dos potencias más grandes del mundo derivó ayer en un verdadero shock del mercado tecnológico global cuando se conoció que Estados Unidos incluyó al gigante chino de teléfonos Huawei en una lista negra que, en la práctica, impedirá a las empresas estadounidenses venderle componentes o software. La primera gran consecuencia fue la ruptura de lazos de desarrolladores como Google o Qualcomm con Huawei, lo que amenaza con dejar a millones de consumidores a la deriva.

La súbita concatenación de eventos repercutió de lleno en Wall Street, donde las empresas de tecnología se desplomaron luego de conocerse las restricciones impuestas por el presidente Donald Trump a las compañías que hacen negocios con la china Huawei. Apenas conocida la noticia, Google anunció la suspensión de los negocios con Huawei que requieren la transferencia de productos de hardware y software, lo que amenaza con dejar obsoletos sus teléfonos inteligentes en el corto plazo. La decisión implica, en efecto, que los celulares de Huawei no podrán actualizar el sistema operativo Android con el que operan ni podrán descargar aplicaciones y servicios muy populares como Google Maps, Google Play Store o Gmail, entre muchísimos otros. De hecho, Huawei salió a anunciar que garantizará las actualizaciones de seguridad y los servicios posventa a todos los dispositivos telefónicos y tabletas vendidos o aún en almacenamiento, aunque no aclaró cómo lo hará.

Luego de Google, un puñado de los más importantes fabricantes de procesadores siguió el mismo camino anunciando la suspensión de sus negocios con Huawei (entre otras, firmas como Qualcomm, Infineon o Intel están en la lista).

La situación es de incertidumbre total, ya que Google debe colaborar también con los fabricantes de smartphones para que sus sistemas sean compatibles con los teléfonos, pero el decreto de Trump se lo prohibe. Los especialistas calculan que Huawei podrá ofrecer únicamente a sus usuarios la versión libre de derechos del programa Android o construir desde cero su propio sistema operativo, algo que parece muy complejo en el corto plazo. Huawei encarna el mayor desafío de China a las potencias económicas occidentales por el voraz crecimiento que viene teniendo: se ha convertido en el primer fabricante de productos tecnológicos del mundo y en el segundo mayor vendedor de teléfonos móviles, solo superado por la coreana Samsung. La decisión de Trump supone el mayor golpe contra el gigante asiático que pueda imaginarse, de consecuencias imprevisibles, pues el régimen chino viene preparando también un proceso de autarquía tecnológica que ahora se podría acelerar.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar