UE: la derecha se impone como primera fuerza parlamentaria

El auge de ecologistas y liberales frena el avance ultraderecha en las elecciones europeas

BRUSELAS.- Los primeros resultados de los comicios de la Unión Europea (UE) traían alivio anoche a los defensores del bloque regional frente el fantasma de los partidos euroescépticos que finalmente no lograban entrar con la fuerza esperada en el hemiciclo de la Eurocámara, en parte gracias al auge de las fuerzas liberales y ecologistas, que ayer demostraron una imprevista vigencia. No obstante, los datos también confirmaban el advenimiento de una nueva era en el bloque continental por dos hechos en apariencia paradójicos aunque concomitantes: el auge de las fuerzas de derecha y el simultáneo fin del bipartidismo tradicional que durante décadas mantuvieron las dos grandes alianzas entre fuerzas populares y socialistas en la región.

Si bien el Partido Popular Europeo (PPE) se alzaba como claro vencedor de los comicios seguido por los socialistas, ambos perdieron la mayoría absoluta que manejaban desde hace 40 años y necesitarán apoyo para contener a unos partidos euroescépticos que lograron victorias en países centrales como Francia, Italia, Reino Unido o Polonia.

El resultado de los partidos euroescépticos era la principal incógnita de estos comicios continentales que, al cierre de esta edición, estaban finalizando en Italia, donde se esperaba un triunfo contundente de la ultraderechista La Liga (ver Dura derrota...). Fuera de la península, la principal victoria de los populistas de derecha vino de Francia, donde Marine Le Pen se impuso claramente al oficialismo comandado por Emmanuel Macron (ver Dura derrota...), el Reino Unido (cuyos legisladores no deberían tallar en el nuevo Parlamento por su inminente salida del bloque) y Polonia, donde los ultraconservadores de Ley y Justicia (PiS) lideraban el escrutinio.

Sin embargo, la última proyección de escaños publicada por el Parlamento mostraba que la sumatoria era insuficiente para configurar el temido peligro para la nueva cámara legislativa: los grupos euroescépticos obtendrían 172 de los 751 escaños en juego, cifra lejana del anhelado 33% de los votos con el que podían entorpecer el funcionamiento del cuerpo. No obstante, sí se trata de un número considerable para el futuro, dado que su presencia se consolida en los países más importantes de la UE.

Riesgo que crece con el otro dato relevante de los comicios: el fin de la hegemonía del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) y los sociademócratas (Socialistas y Demócratas) en el bloque. Ambos partidos, que se solían repartir los principales puestos de poder en las instituciones europeas, caían a 178 y 152 escaños respectivamente, contra los 221 y 191 que cosecharon en 2014, por lo que necesitarán de otras fuerzas proeuropeas para tener mayoría de Gobierno.
El grupo liberal rondaba el centenar de diputados (frente a 67 de 2014), lo que le permitiría ser árbitro de una alianza entre conservadores y socialistas, evidentemente volcada a la derecha. Mientras que los Verdes (ecologistas), con 69 escaños según la misma estimación (50 en 2014), también aspirarán a ese papel y se ofrecen como complemento para formar una mayoría estable.

Lo cierto es que, tras unos comicios que tuvieron la “mayor participación ciudadana en 20 años” al superar el 50%, el máximo órgano de Gobierno de la UE mostrará un panorama de fuerte fragmentación entre una miríada de partidos unidos por su espanto común a la ultraderecha, pero coqueteando peligrosamente con sus programas y reivindicaciones.

Dura derrota de Macron y triunfo de Salvini

PARÍS.- El partido de extrema derecha comandado por Marine Le Pen se impuso finalmente ayer en las elecciones europeas en Francia sobre la alianza del presidente Emmanuel Macron, debilitado tras dos años en el poder y seis meses de crisis de los “chalecos amarillos”. La lista Agrupación Nacional (ex Frente Nacional, ultraderecha) obtenía anoche alrededor del 24% de los votos frente a la lista Renacimiento (que reúne al partido de Macron, La República en Marcha, y otros grupos centristas) que lograba entre el 22% y 23%, según estimaciones de cuatro encuestadoras. A su vez, Italia confirmaba el crecimiento absoluto de Matteo Salvini: por primera vez en la historia, la ultraderechista La Liga fue el partido más votado en el país. El 28,7% obtenido, según las primeras proyecciones, supondría doblar el resultado de hace solo un año, cifra que desbanca además al Movimiento 5 Estrellas (M5S) de la distribución de poder dentro del Ejecutivo italiano.

El PSOE ganó en España pero el Partido Popular gobernará Madrid

MADRID.- Si bien el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganaba anoche tanto las elecciones europeas como los comicios municipales y autonómicos de España, al mismo tiempo el partido del presidente Pedro Sánchez perdía la estratégica plaza de Madrid, donde el Partido Popular (PP) se encamina a gobernar con el respaldo de Ciudadanos y Vox. Con más del 98% de las mesas escrutadas, el PSOE se imponía anoche en las elecciones municipales de España por unos siete puntos sobre el PP, superando el 30% de los votos, así como también en las regiones donde se celebraron elecciones autonómicas, ya que conseguía más escaños que el resto de las fuerzas en diez de los 12 parlamentos que se renovaban. Sin embargo, su flamante aliada de Más Madrid, Manuela Carmena, perdía los comicios para continuar al frente del Ayuntamiento: con 19 concejales propios, más 8 del PSOE, no llegaba a conseguir el número suficiente para imponerse al PP (15), Ciudadanos (11) y Vox (4), que se encaminaban a gobernar el principal Estado español. Otro cantar fue a nivel europeo, donde el PSOE se convirtió en la fuerza más votada con un 32% de los apoyos (20 escaños), mientras que la extrema derecha de Vox entrará por primera vez a la Eurocámara con tres escaños (6% de los votos).

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar