Comienzan las negociaciones para definir el poder en la UE

Socialistas y liberales se alían para desplazar a la derecha en la dirección del bloque

PARÍS.- A menos de 24 horas del fin del escrutinio de los comicios europeos, los líderes de los 28 países de la Unión Europea (UE) iniciaron ayer frenéticas negociaciones para definir los hombres que ocuparán la dirección del bloque, en una disputa que ya arroja sorpresas. La principal es la posibilidad de que socialistas y liberales se unan para arrebatar el control que el Partido Popular Europeo (PPE, derecha) ejerce sobre la Comisión Europea (CE) desde hace 15 años.

Los comicios para el Parlamento Europeo (PE) terminaron otorgando un triunfo claro al PPE, que se llevó 180 de los 751 eurodiputados en juego, aunque insuficiente para dominar las negociaciones: con los euroescépticos descartados por la radicalidad de sus posiciones, sólo podría alcanzar mayoría con su aliado tradicional, los socialdemócratas (146 legisladores), que con el triunfo de Pedro Sánchez en España ahora pretenden jugar su propio partido. “Ninguna familia política es lo suficientemente fuerte para imponer a su candidato”, explicó ayer Sébastien Maillard, analista del Instituto Jacques Delors, para quien “el juego está abierto” a muchas posibilidades.

En efecto, con una Eurocámara fragmentada en muchas fuerzas y el clásico bipartidismo que la caracterizaba definitivamente roto, los socialistas ven una luz de ventaja para imponerse sobre el PPE gracias al fantasma de la ultraderecha, que le brinda una insólita oportunidad: alcanzar mayoría en alianza con los “verdes” (ecologistas, la verdadera sorpresa de estos comicios al llevarse 69 escaños) y los partidos liberales de centroizquierda, que con 107 escaños se han convertido en la tercera fuerza más numerosa en la historia del Parlamento. Con ese norte, Sánchez se trasladó ayer a París para retomar el diálogo con su par francés, Emmanuel Macron, a fin de impulsar esta alianza, cuya preparación comenzó en realidad antes de las elecciones al Parlamento del domingo, según adelantó La Vanguardia. Tras la reunión, fuentes de la Moncloa indicaron que ambos mandatarios “defienden la necesidad de formar una alianza de fuerzas progresistas y europeístas que frene a la ultraderecha”.

Con 20 escaños, el PSOE de Sánchez será la mayor delegación nacional del grupo socialista en el PE y otro tanto ocurrirá con los macronistas de Renacimiento (21 escaños) dentro del refundado grupo liberal de la misma cámara. Las dos formaciones buscan un acuerdo para unir sus fuerzas (145 escaños para los socialistas y 109 para los liberales, respectivamente) e impulsar en la UE una agenda más progresista en política económica, social, medioambiental y de género, que rompa con tres lustros de predominio conservador.

Sin embargo, no todo está dicho: el PPE reclamó ayer la presidencia de la Comisión Europea (el máximo puesto en disputa) para su candidato Manfred Weber, para lo que también impulsa una alianza con los liberales o los ecologistas (puesto que la opción de convocar a los euroescépticos está vetada por el rechazo que la opción genera en el electorado). Los dirigentes de los 28 países del bloque se reunirán hoy por primera vez luego de los comicios para comenzar a definir quiénes dirigirán el bloque en base a los resultados, en una de las negociaciones más inciertas y apasionantes que se recuerden.

Liberales y ecologistas, los ganadores reales

BRUSELAS.- El fantasma de un virtual asalto de las instituciones europeas por parte de las fuerzas euroescépticas de ultraderecha finalmente se esfumó como el viento: millones de ciudadanos frenaron la ola nacional-populista con su respaldo a opciones moderadas como los partidos liberales y ecologistas. Los “ultras” finalmente se llevaron el 22% de los eurodiputados, un número considerable pero muy lejano del 33% que pretendían (de hecho, es apenas dos puntos por encima del 20% que cosecharon en 2014). La fuga de votos de las dos grandes familias europeas, conservadores (PPE) y socialdemócratas (PSD), finalmente recayó en dos fuerzas europeístas: liberales, que con unos 100 eurodiputados se convirtieron en la tercera fuerza del bloque, y los ecologistas apodados como “verdes”, que pasarán de 17 escaños en 2014 a unos 69 puestos en el nuevo Parlamento Europeo. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar