En pleno juicio, falleció el egipcio Mohamed Mursi

Se trata del primer presidente electo democráticamente en el país árabe 

EL CAIRO.- El islamista Mohamed Mursi, primer presidente electo democráticamente en Egipto en 2012 y perteneciente al movimiento de los Hermanos Musulmanes, murió tras sufrir un desmayo en plena audiencia de uno de los tantos juicios en su contra derivados de su destitución por un golpe de Estado militar en 2013.

A los 67 años, Mursi tomó ayer la palabra ante un tribunal de El Cairo para defenderse de otro juicio en su contra por supuesto espionaje. “El tribunal le acordó el derecho de hablar durante cinco minutos. Cayó al suelo en el banquillo de los acusados y fue llevado rápidamente al hospital”, donde poco después murió, informó la fiscalía a través de un comunicado. “Llegó al hospital exactamente a las 16:50 horas y no tenía heridas visibles en el cuerpo”, agregó sin más detalles.

Ingeniero procedente de una familia de agricultores, Mursi fue el primer presidente electo democráticamente en Egipto en 2012, tras la revuelta lanzada en 2011 contra Hosni Mubarak por una juventud liberal y laica, pero a la cual se sumaron los Hermanos Musulmanes. Mursi se presentó efectivamente entonces como el garante de los nacientes ideales democráticos del país y en sus primeros meses de Gobierno gozó de un cierto estado de gracia con la población, pero se fue ganando rápidamente el malestar de parte de la ciudadanía por una campaña que lo acusaba de ser “marioneta” de los Hermanos, mientras se mostraba incapaz de restablecer la seguridad o relanzar una economía muy golpeada. Las crisis se sucedieron y un año después de su elección, el 30 de junio de 2013, millones de egipcios salieron a las calles para reclamar su renuncia.

La crisis fue aprovechada por su principal enemigo, el ex jefe del Ejército Abdel Fatá Al Sissi, quien lanzó un golpe de Estado contra Mursi tres días más tarde e inmediatamente aplicó una sangrienta represión contra sus partidarios, donde los militares mataron a más de 1.400 manifestantes en pocos meses. Cientos fueron condenados a muerte, en procesos en masa expeditivos, calificados por la ONU de “sin precedentes en la historia reciente”. Desde su destitución, Mursi fue condenado en total a 45 años de prisión en diferentes juicios, aunque especialmente dos que lo acusaron de “incitación a la violencia” contra manifestantes a fines de 2012 y “espionaje” a favor de Qatar, principado aliado.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar