El derribo de un drone de EE.UU. profundiza la tensión con Irán

El país islámico dice que la nave violó su espacio aéreo, Trump advirtió que “cometió un gran error”

WASHINGTON.- La tensión entre Teherán y Washington volvió a dispararse ayer luego de que tanto el Pentágono estadounidense como la Guardia Revolucionaria iraní confirmaran que fuerzas del país islámico derribaron un drone de Estados Unidos en el estratégico estrecho de Ormuz, centro geográfico de los últimos conflictos.

Mientras la República Islámica denunció que la aeronave había entrado en su espacio aéreo en “una misión de espionaje”, Estados Unidos negó la versión y aseguró que el drone hacía tareas de reconocimiento “en el espacio aéreo internacional sobre el estrecho de Ormuz”. “Se trata de un ataque injustificado a un aparato de vigilancia estadounidense en el espacio aéreo internacional”, denunció Bill Urban, vocero de la Marina estadounidense en el Pentágono. La Guardia Revolucionaria iraní, ejército de elite del gobierno islámico, advirtió empero que la violación de sus fronteras constituye una “línea roja”, y anticipó que presentará la cuestión en la ONU. “Llevaremos esta nueva agresión a la ONU y demostraremos que Estados Unidos está mintiendo”, tuiteó el canciller iraní, Mohamed Javad Zarif.

El cruce de acusaciones se elevó rápidamente al punto que el presidente estadounidense, Donald Trump, salió a advertir que Irán “cometió un error muy grande”, amenaza que disparó inmediatamente el precio del petróleo en las bolsas del mundo. Sin embargo, horas después bajó el tenor de sus declaraciones al afirmar ante periodistas que “me parece difícil creer que haya sido intencionado. Creo que fue alguien imprudente y estúpido el que lo hizo”. “No estoy hablando de que el país cometiera un error, estoy diciendo que alguien bajo el mando de ese país cometió un error”, aclaró Trump al recibir en la Casa Blanca al premier de Canadá, Justin Trudeau.

La tensión entre ambos países viene en aumento desde la semana pasada cuando dos barcos petroleros fueron atacados en el estrecho de Ormuz, algo que Estados Unidos adjudicó a Irán. El lunes, el país islámico informó además que a fin de mes superará el límite de almacenamiento de uranio permitido por el acuerdo firmado en 2015 con las grandes potencias. Horas después, Estados Unidos anunció el envío de tropas adicionales a Medio Oriente y la asignación de “más recursos” para “garantizar la seguridad y el bienestar” de los militares desplegados en esa zona y “proteger nuestros intereses nacionales” de supuestas amenazas iraníes.

Rusia también entra en el juego

MOSCÚ.- El presidente ruso, Vladimir Putin, también entró a jugar en la crisis iraní al advertirle ayer a su par norteamericano, Donald Trump, que “sería un desastre” que usara la fuerza para responder al derribo del drone. “Estados Unidos dice que no excluye el uso de la fuerza (...) Sería un desastre para la región, provocaría un estallido de la violencia y el aumento del número de refugiados”, puntualizó el Kremlin, que poco después difundió un video que muestra el momento en que un caza ruso intercepta a un bombardero estadounidense B-52H cerca de la frontera de su país, en señal de advertencia. En este contexto, un Equipo de Investigación Conjunta holandés responsabilizó ayer a tres funcionarios rusos y a un ucraniano de estar involucrados en el derribo del avión de Malaysia Airlines MH17 en el este de Ucrania en 2014, y anunció que llevará a los acusados ante la justicia de su país.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar