El papa eliminó el “secreto pontificio” para casos de abusos

En una decisión histórica, eliminó la ley que imponía el silencio en la iglesia en estas causas 

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco celebró ayer su cumpleaños número 83 con una decisión histórica: eliminó el “secreto pontificio” para las denuncias de abusos sexuales del clero, una institución central del esquema de ocultamiento que rigió durante décadas en la iglesia católica hasta ahora. Además, con otra norma, Francisco amplió la definición de “pornografía infantil” dentro de la ley vaticana para que cubra a víctimas de hasta 18 años.

La decisión, que venía siendo reclamada por las víctimas de abusos, se enmarca precisamente en la cruzada que Francisco emprendió contra la pederastia dentro de la iglesia católica, luego de numerosos escándalos en todo el mundo que mancharon la reputación de la milenaria institución. “Se trata de una decisión histórica que elimina obstáculos e impedimentos”, consideró el monseñor Charles Scicluna, secretario general adjunto para la Congregación de la Fe, considerado el mayor experto en pederastia del Vaticano.

Pese a la oposición que la decisión genera en la curia, el papa decidió eliminar el “secreto pontificio” con una ley de 5 artículos titulada “Instrucción sobre la reserva de las causas”. Francisco advierte allí que “no puede imponerse ninguna obligación de silencio sobre los hechos encausados al denunciante, a la persona que afirma haber sido perjudicada y a los testigos”.

El “secreto pontificio” eliminado por Francisco se refiere a la confidencialidad en el manejo judicial de los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes y otros delitos graves de este tipo, normalmente manejado en el Vaticano en la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) y también en las iglesias locales. El “secreto pontificio” representaba un problema enorme para los abogados de las víctimas de abusos ya que, bajo ese paraguas, no podían tener acceso a la información del caso.

Precisamente, al terminar con la ley del silencio, el papa se comprometió a dar la “debida información a la víctima y a las comunidades afectadas”, explicó Andrea Tornielli, director editorial del Vaticano. “La nueva legislación no sólo tiene que ver con el secreto pontificio sino que, además, dice por primera vez en una ley de la iglesia que hay una obligación moral (…) de colaborar con las autoridades civiles”, completó Scicluna.

Con la nueva disposición, Francisco responde a los pedidos hechos por las víctimas en la cumbre dedicada a los abusos sexuales celebrada en febrero en el Vaticano. El propio papa divulgó luego un “Motu Proprio”, una ley que por primera vez imponía a sacerdotes, religiosos y religiosas la obligación de denunciar no sólo los casos de abusos, sino también el acoso y el encubrimiento.

Aceptan la renuncia del nuncio en Francia

ROMA.- El papa Francisco aceptó ayer la dimisión del nuncio apostólico en Francia, el arzobispo Luego Ventura, acusado por al menos tres hombres de abusos sexuales. Si bien el motivo oficial de la renuncia es el “límite de edad”, ya que Ventura cumplió 75 años (edad obligatoria para que los obispos renuncien), lo cierto es que el ex nuncio afronta denuncias de cuatro hombres en Francia: al menos tres lo acusan de tocamientos sexuales.

Aunque Ventura negó las acusaciones, el Vaticano le levantó la inmunidad diplomática el 8 de julio, en una decisión inédita en la diplomacia vaticana pues abre la puerta a que el cura sea sometido a un juicio civil. Todo ocurre mientras Francia sigue convulsionada por las protestas ciudadanas en contra de la reforma jubilatoria impulsada por el presiente Emmanuel Macron, que ayer ratificó la iniciativa pese a una nueva huelga masiva que paralizó a todo el país. Más de 600.000 manifestantes (según el Gobierno) o 1,8 millones (según los sindicatos) participaron de las protestas en Francia, que terminaron con algunos incidentes en la capital del país. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar