Las primarias de Iowa ponen en crisis al Partido Demócrata

El presidente del Comité Nacional reclamó un nuevo recuento del comicio del lunes

WASHINGTON.- La carrera electoral rumbo a los comicios presidenciales de noviembre no puede haber comenzado peor para los demócratas. Al fracaso del proceso de juicio político contra Donald Trump, que terminó fortaleciendo al mandatario republicano (ver Trump…), se sumó ayer la confirmación del papelón del primer “caucus” (asambleas ciudadanas de afiliados) de las primarias del partido realizadas el lunes en Iowa, cuya definición seguía ayer siendo una incógnita por los problemas en el escrutinio.

Con el 97% de los sufragios computados, el veterano de izquierda Bernie Sanders y el joven Pete Buttigieg, inesperada revelación del comicio, seguían disputándose el triunfo con una ínfima diferencia en las primarias de Iowa, que supuso un inicio caótico del proceso de elección de los candidatos del partido. “Lo que pasó con el Partido Demócrata de Iowa es un escándalo”, se quejó ayer Sanders al proclamarse el vencedor, aunque a ciencia cierta Buttigieg, que hasta hace pocos meses era prácticamente un desconocido, se ubicaba encima del postulante socialista por el 26,2% contra el 26,1% del primero (que sin embargo sacaba más votos).

Si bien ambos se llevarán en definitiva 11 delegados de los 41 que aporta Iowa a la elección nacional, lo cierto es que el escrutinio no estaba definido por un bochornoso sistema de conteo que habría fallado por un error de codificación en una aplicación para teléfonos móviles. Debido a este problema técnico, el partido decidió verificar manualmente los resultados, pero volvieron a surgir errores e incoherencias en los cómputos publicados en línea. Tanto, que el presidente del Comité Nacional Demócrata, Tom Perez, reclamó ayer un nuevo recuento del comicio, apenas a cinco días de la próxima cita de las primarias, en el estado de New Hampshire.

“Ya es suficiente. Para garantizar la confianza de la gente, pido al Partido Demócrata de Iowa empezar inmediatamente una revisión”, afirmó Perez. Los resultados arrojaron otra sorpresa: Joe Biden, favorito en los sondeos a nivel nacional, se hundía a la cuarta posición con el 15,8% de los delegados detrás de Elizabeth Warren, senadora progresista de Massachusetts, que alcanzaba el 18,2%.

La cuestión es que el papelón terminó favoreciendo a Trump, ya envalentonado por el fracaso del “impeachment” impulsado en su contra: “Como todo el mundo sabe, mi familia, nuestro gran país y vuestro Presidente han tenido que pasar por un terrible calvario impulsado por gente muy deshonesta y corrupta que ha hecho todo lo posible para destruirnos y con ello han hecho mucho daño a nuestra nación”, salió a afirmar ayer desde la Casa Blanca, donde reiteró que el juicio político fue una “cacería de brujas perversa” en su contra.

Trump escala en las encuestas

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump sumó en las últimas horas dos motivos para celebrar y entusiasmarse en su carrera por la búsqueda de una reelección: el Senado le puso fin el miércoles al juicio político que impulsaron los demócratas en su contra (ver HDC de ayer) y una encuesta reveló que goza del mayor respaldo popular desde que asumió al frente de la Casa Blanca.

El relevamiento realizado por Gallup indica que el 49% de los norteamericanos avala la gestión de Trump al frente del Gobierno, a la vez que indica además que cuenta con el apoyo del 94% de los republicanos y el 42% de los independientes. 
 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar