Trump propone postergar las elecciones de noviembre

Relegado en las encuestas, alertó sobre supuestas irregularidades con el voto por correo

WASHINGTON.- Relegado en las encuestas de intención de voto para los comicios de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó ayer la posibilidad de aplazar las elecciones presidenciales “hasta que las personas puedan votar de forma adecuada y segura”, alegando sospechas infundadas de que el aumento del voto por correo debido a la pandemia provocará “fraude electoral”.

Se trata de la primera vez que el presidente plantea esta posibilidad, que los demócratas temían desde que empezó la crisis del coronavirus, aunque la propuesta generó rechazo hasta en las propias filas republicanas. A través de su cuenta de Twitter, Trump llamó a retrasar las elecciones del 3 de noviembre porque “con la votación universal por correo (no la votación en ausencia, que es buena), 2020 será la elección más imprecisa y fraudulenta de la historia. Será un gran bochorno para Estados Unidos”, según escribió. A continuación, se preguntó: “¿Retrasar la elección hasta que las personas puedan votar de manera adecuada y segura?”. Por la tarde, insistió con las sospechas de fraude al afirmar que “¡Debemos conocer el resultado de las elecciones en la noche electoral, no días, meses o incluso años después!”.

El planteo ocurre en un momento en que las encuestas colocan a su rival demócrata, Joe Biden, unos 15 puntos por delante en la carrera presidencial, con un horizonte nada halagüeño para Trump. Su caótica gestión de la crisis del coronavirus, el deterioro de la economía y su indiferencia ante el clamor popular por la violencia racista que sacude al país desde la muerte de George Floyd, han erosionado notablemente la popularidad del Presidente.

Para colmo, las malas noticias no dejan de acumularse. Ayer, se conoció que la economía de Estados Unidos se hundió un 9,5% entre abril y junio (un 32,9% anual), la mayor caída trimestral desde que el Gobierno comenzó a publicar los datos hace 70 años. Al mismo tiempo, volvió a aumentar la cantidad de despidos: el Departamento de Trabajo informó que en la última semana los nuevos desempleados ascendieron a 1,43 millones de personas, un incremento de 12.000 con respecto a las cifras de la semana anterior.

Lo cierto además es que la fecha de las elecciones presidenciales (el martes después del primer lunes de noviembre cada cuarto años) está fijada por la legislación federal desde 1845, y el Presidente carece de competencia para cambiarla unilateralmente. Una reforma de la ley, con la cámara baja del Congreso en manos de los demócratas, sería imposible y además podría ser impugnada ante la justicia.

Para colmo, la propuesta generó rechazo hasta en las propias filas republicanas, ya que por ejemplo el líder del partido en el Senado, Mitch McConnell, aseveró que “nunca en la historia del país, a través de guerras, depresiones y la contienda civil, hemos dejado de celebrar en tiempo unas elecciones programadas federalmente. Encontraremos una manera de hacerlo de nuevo este 3 de noviembre”. “El día de las elecciones será el 3 de noviembre de 2020. Señor presidente, por favor no pretenda siquiera enredar con esto. Es una idea dañina”, agregó el republicano Ari Fleisher, que fue secretario de prensa del presidente George W. Bush.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar