Trump promulgó cuatro decretos de ayuda económica

Sin acuerdo en el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó varios decretos con ayudas económicas para paliar las consecuencias de las restricciones impuestas para mitigar los contagios de coronavirus.

De las cuatro medidas anunciadas por Trump en conferencia de prensa desde su club de golf en Bedminster, en Nueva Jersey, tres eran cuestiones centrales del paquete de estímulo que se negocia en el Congreso.

El mandatario del país norteamericano justificó la firma de los decretos argumentado que la culpa del bloqueo de las conversaciones era de los demócratas que insistían en incluir cuestiones sin relación directa con la crisis del coronavirus. También sostuvo que los demócratas trataban de impulsar políticas de "extrema izquierda", citado por la agencia de noticias EFE.

Entre las medidas reveladas por Trump se incluyeron una para dar 400 dólares semanales (frente a los 600 iniciales) para desempleados, que será costeada en un 75% por el Gobierno, mientras que los estados deberán cubrir el 25% restante, y dos para extender la moratoria a los desalojos y posponer pagos de deuda por estudio.

La cuarta, que el presidente trataba de impulsar hace tiempo sin éxito, estableció la suspensión hasta fines de año del impuesto a las ganancias para quienes cobren salarios anuales inferiores a 100.000 dólares y prometió perdonar las cantidades pendientes si era reelegido en noviembre. Además, afirmó que buscarán rebajas permanentes a ese impuesto, que se usa para financiar la seguridad social y programas de sanidad.

En total, desde el inicio de la pandemia, Estados Unidos registra 4.986.345 contagios de coronavirus y 162.244 decesos, según el recuento permanente de la Universidad Johns Hopkins.

Los estados con más casos de la Covid-19 son California, con 549.720; Florida, con 526.577; y Texas, con 491.452, mientras que reporta más decesos Nueva York, con 32.768; seguido de Nueva Jersey, con 15.869; y California, con 10.221.

Esta crisis sanitaria sin precedentes también trasladó sus efectos a la economía, que se hundió a un ritmo anual del 32,9 % en el segundo trimestre de 2020 y cayó el 9,5 % frente a los tres primeros meses del año, los mayores descensos de este indicador desde que se tienen registros.

El Departamento de Trabajo informó el viernes que la recuperación del mercado laboral se moderó en julio con la disminución del índice de desempleo del 11,1 % el mes previo al 10,2 %, mientras que se generaron 1,8 millones de puestos de trabajo.

Esta mejoría, aunque modesta, es el efecto de la gradual reapertura de la economía, golpeada por la pandemia, aunque 16,3 millones de estadounidenses siguen sin empleo.

Pero esta crisis, además, está teñida por las elecciones presidenciales de noviembre, donde el presidente Donald Trump buscará su reelección frente al demócrata Joe Biden, que lidera los sondeos de intención de voto.

Con este panorama, los parlamentarios demócratas y la Casa Blanca negociaron entre jueves y viernes para impulsar un nuevo paquete de estímulo económico, pero no llegaron a un acuerdo por la presión de una minoría de legisladores republicanos, favorables a la disciplina fiscal y que considera que el Gobierno federal no debe interferir en el libre mercado.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar