China podría vacunar a su población desde noviembre

A su vez, Bill Gates aseguró que a fines de octubre se podría aprobar la primera inoculación.

PEKÍN.- La carrera mundial por la obtención de una vacuna contra el coronavirus generó ayer una nueva ilusión en medio de los traspiés experimentados por el proyecto de la farmacéutica AstraZeneca. Ocurre que una experta del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China (CDC) anunció que los ciudadanos del gigante asiático podrían empezar a recibir la inoculación contra la enfermedad en noviembre o diciembre.

La asesora jefe de bioseguridad del CDC, Wu Guizhen, aseguró en efecto que las pruebas clínicas para probar la vacuna se están llevando a cabo sin contratiempos, por lo que el Gobierno chino podría empezar a vacunar a sus ciudadanos en noviembre o diciembre. La especialista afirmó incluso que formó parte en uno de los ensayos de las cinco vacunas en fase 3 que se desarrollan en China: “Me inyectaron una vacuna en abril, fui voluntaria en las pruebas. Me encuentro bien ahora mismo”, explicó.

Ya la semana pasada, un directivo del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), desarrolladora de dos de los sueros inmunitarios chinos que están en la fase tres de pruebas clínicas, informó que ya se han administrado al menos dos vacunas experimentales a “cientos de miles de chinos” sin que se registren contagios ni efectos secundarios en los voluntarios. Por lo pronto, Wu aseveró que la inoculación contra la enfermedad podría durar entre uno y tres años, a la vez que indicó que la Comisión Nacional de Salud está revisando “de forma intensiva” las plantas de producción para lanzarla masivamente cuanto antes.

Por otra parte, el magnate norteamericano Bill Gates señaló que a fines de octubre podrían aparecer las primeras vacunas contra el coronavirus a nivel mundial, aunque la mayoría de las inmunizaciones estarán en el mundo en 2021. “La única vacuna que, si todo va a la perfección, podría solicitar la licencia de uso de emergencia a finales de octubre sería la de Pfizer”, señaló el creador de Microsoft en una entrevista, donde sin embargo también elogió los proyectos de Moderna y de la Universidad de Oxford, que retomó las pruebas junto con AstraZeneca. “Para el mundo rico, deberíamos ser capaces de acabar con esto para finales de 2021, y para el mundo en general a finales de 2022”, pronosticó al fin.

Trump acelera los ensayos en EE.UU.

WASHINGTON.- Imbuido en una campaña electoral sin cuartel, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que podría aprobar una vacuna contra el Covid-19 “en cuestión de semanas”, pese a los peligros de acelerar los ensayos clínicos. “No lo estoy haciendo por razones políticas, quiero la vacuna rápido”, dijo Trump en una entrevista con la cadena Fox, donde reveló que “aceleré el proceso con la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos). Vamos a tener una vacuna en cuestión de semanas, podrían ser cuatro semanas, podrían ser ocho semanas. Tenemos muchas compañías excelentes”. Sin embargo, Rusia evidenció los problemas de acelerar los ensayos al admitir que un 14% de los voluntarios que se sometieron a la vacuna “Sputnik V” sufrieron efectos secundarios como fiebre o dolor muscular, aunque igualmente ratificó que empezará a vacunar masivamente a la población en octubre.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar