La disputa de EE.UU. y China domina la Asamblea de la ONU

Ambos países volvieron a acusarse por la propagación de la pandemia del coronavirus.

WASHINGTON.- Pese a las advertencias del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, respecto a evitar la tentación de crear un nuevo escenario como el de la Guerra Fría en el mundo, el enfrentamiento entre Estados Unidos y China terminó dominando la 75 Asamblea Anual del organismo internacional.
Ambos países se volvieron a acusar mutuamente ayer por la responsabilidad de la propagación de la pandemia del coronavirus, durante una videoconferencia del Consejo de Seguridad sobre el futuro de la gobernanza mundial.

Una vez más, Estados Unidos encendió la mecha al volver a acusar a China de ser responsable de la propagación del virus, pese a que el país norteamericano es el más afectado por la pandemia con más de 6,9 millones de enfermos y arriba de 200.000 muertos. “La decisión del Partido Comunista chino de esconder el origen de este virus, de minimizar su peligro y de suprimir la cooperación científica transformó una epidemia local en una pandemia mundial”, denunció la embajadora norteamericana ante el organismo, Kelly Craft, quien agregó: “Más importante aún, estas decisiones cuestan cientos de miles de vidas en el mundo. Cientos de miles”.

“¡Ya basta! ¡Ya generaron bastantes problemas en el mundo!”, respondió Zhang Jun, embajador chino, ante la presencia del propio jefe de la ONU. “Antes de señalar con el dedo a los otros, ¿cuál es la causa de los siete millones de casos de infección y más de 200.000 muertes en Estados Unidos?”, preguntó el embajador chino, que acusó a Washington de propagar “el virus de la desinformación”, de “mentir” y de “engañar”.

“Dejen de politizar el virus (...) una gran potencia debe comportarse como una gran potencia”, agregó Zhang Jun, antes de recibir el apoyo de su homólogo ruso, Vasily Nebenzia, e insistió en que actuar de esta manera “no solucionará ningún problema”. “¡Debería darle vergüenza! Estoy atónita e indignada por el contenido de la discusión de hoy”, respondió Craft, quien aseguró que “estoy en realidad bastante avergonzada de este Consejo”, antes de desconectarse de la conferencia.

Ocurre que la pandemia del coronavirus fue el tema central de la cumbre global del organismo, donde muchos líderes mundiales abogaron por que la futura vacuna que se descubra sea accesible y asequible para todos, ricos y pobres. Pero luego de que Estados Unidos, China y Rusia optaran por no participar en un esfuerzo conjunto para desarrollarla y distribuirla, sumado a que algunas naciones ricas cerraron acuerdos con farmacéuticas para asegurarse millones de dosis, las peticiones parecen en vano. Más de 150 países se unieron a Covax, un programa en el que los países más ricos acceden a comprar vacunas para ayudar a financiar el acceso de los más pobres. Pero la ausencia de Washington, Beijing y Moscú supone que la iniciativa será muy limitada.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar