Indignación por el accionar policial contra los migrantes

La policía enfrenta acusaciones y una investigación por el uso excesivo de la fuerza

 Luego de que centenares de migrantes y activistas instalaran carpas en la céntrica plaza de la República de la capital francesa en forma de protesta reclamando más refugios de emergencias para los migrantes, la policía desmanteló la conformación de este campamento espontáneo y luego reprimió violentamente a quienes marcharon hacia el centro de París en protesta por este accionar policial.

Por este operativo, la policía enfrenta numerosas acusaciones de hacer un uso excesivo de la fuerza, lo que incluyó gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y varias detenciones. Inclusive un periodista que se había identificado como tal fue inmovilizado en el suelo y golpeado con una porra cuando grababa la escena.

Tras difundirse las imágenes del operativo policial, el ministro de Interior Gérald Darmanin declaró en Twitter que “algunas imágenes de la dispersión del campamento ilícito de migrantes son chocantes” e indicó que solicitó un “informe” para conocer “la realidad de los hechos” al prefecto de la policía y así poder tomar decisiones.

Esta movilización reclamando más campamentos surge luego de que se difundiera un video en el cual un grupo de migrantes con mochilas, carpas y frazadas, eran obligados a deambular por un suburbio de París durante la madrugada, seguidos por la policía para evitar que instalen sus carpas, lo que generó una ola de indignación de asociaciones que condenaron una acción “inhumana”.

 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar