No se compara

Vivir una final olímpica de cualquiera deporte genera una sensación indescriptible e incomparable

 

AGUAFUERTES CARIOCAS

 

Adrián Collados

@adriancollados

Enviado especial a Rio de HDC

Vivir una final olímpica de cualquiera deporte genera una sensación indescriptible e incomparable. En estos 12 días que llevan los Juegos, tuve la oportunidad de asistir a finales de tres deportes muy diferentes: gimnasia rítmica, trampolín y tenis. En sólo una de ellas estuvo presente un argentino, Juan Martín Del Potro, y por eso se llevará la mayor parte de esta columna. Entrar al Estadio Olímpico de Tenis pensando que iba a ser testigo de una final que sólo se da cada cuatro años y, además, con un argentino involucrado daba, cuanto menos, escalofríos. A mi derecha tenía sentado a un argentino con su cara pintada, sombrero de arlequín y camiseta argentina, todo celeste y blanco. A mi izquierda un brasilero, que a poco de empezar el partido demostraría su apoyo a Murray con un “Vamos Andy” y que, a medida que se acumulaban los vasos de cerveza (llegó a 16), se transformaría en un tibio apoyo a ambos jugadores. Mi vecino albiceleste le pedía “cañón” a Delpo y el tandilense le respondía a veces con un gesto o una mirada. Por momentos parecía que era parte de un sueño, con un clima increíble y personas de todas partes del mundo alentando a ambos jugadores. Tenía que mirar a mi alrededor para grabarme mentalmente todo eso que estaba pasando. La emoción de Del Potro, en el final del partido, se replicaba en muchos de los argentinos que allí estábamos y seguro en los que lo vieron por televisión. El partido, además, contribuyó a que más de un corazón se acelerara. En gimnasia la sensación era completamente diferente, no había argentinos involucrados pero si brasileros y se hacían sentir. Ellos y los estadounidenses copan la mayoría de la Arena Olímpica. La pregunta que todo el tiempo me hacía en ambos lugares era si, en algún momento, volveré a sentir algo parecido. Realmente es increíble, indescriptible y no se compara con nada. 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar