Europa ante la segunda ola

Mondo Cane | Por Gonzalo Fiore

Las autoridades de la Organización Mundial de la Salud - OMS se han mostrado extremadamente preocupadas en las últimas semanas debido a la segunda ola del coronavirus que azota a Europa. Algunos de aquellos gobiernos han decidido tomar nota de esto y dictaron nuevas medidas restrictivas a sus ciudadanos. El 4 de septiembre pasado, las autoridades de la Unión Europea, con sede en Bruselas, solicitaron a los gobiernos declarar el estado de emergencia. Sin embargo las advertencias no fueron escuchadas. Los Estados no han mostrado respuestas uniformes durante la primera ola, y nada parece indicar que esta vez suceda algo diferente.

De momento, Francia y España son los países más golpeados por esta nueva ola de contagios. Tanto Madrid como París han dictado medidas restrictivas que se asemejan bastante a la fase 1 original de la cuarentena anterior. En ninguno de los casos ha habido consenso de la totalidad de las fuerzas políticas. En países como Italia o Francia también se han tomado medidas restrictivas. Se han cerrado bares y gimnasios en ciudades galas como Paris o Marsella, y se ha reducido la autonomía de regiones italianas.

A pesar de que los índices de contagios son diferentes en los distintos países, la mayoría de los Estados miembros de la UE han tenido cifras máximas durante la última semana. Según las estadísticas que manejan tanto la OMS como Bruselas, España es el país peor posicionado en este sentido, especialmente su capital. El ministro de Sanidad, Salvador Illia, se ha mostrado “muy preocupado”, al tiempo que aseguró que las próximas semanas “van a seguir siendo muy duras”. Solo durante el fin de semana pasado fueron confirmados 23.480 casos en España. Esto llevó al cierre total en Madrid y otros nueve municipios de la Comunidad. Las medidas afectan a más de 5.000.000 de madrileños. Desde que comenzó la pandemia, la ciudad registra cerca de 10.000 muertos y 250.000 contagios. Castilla y León también restringieron su movilidad.

La nueva crisis sanitaria que atraviesa España no se encuentra exenta de cruces políticos entre el gobierno central, la oposición, y las comunidades autónomas. El gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, presidido por el socialista Pedro Sánchez, había amenazado hace una semana a Madrid con intervenir en caso de que la alcaldía no tomase las medidas correspondientes. La ciudad es gobernada por el opositor Partido Popular, y se resistía a dictar un nuevo confinamiento. Al principio se había ordenado un “confinamiento selectivo”, que tuvo una gran oposición debido a que afectaba a solo un millón de madrileños, mientras que el resto de la ciudad se encontraba en una cierta normalidad. En Madrid se concentra aproximadamente el 45% del total de los contagios del país. Finalmente, el alcalde José Luis Martínez-Almeida dictó la cuarentena y defendió sus resultados, a pesar de que aún es muy pronto para saberlo.

A diferencia de los primeros confinamientos durante febrero y marzo, que contaban con el grueso del apoyo popular, esta vez hubo una oposición muy grande de distintos sectores, especialmente desde los que responden a la extrema derecha. Tanto Vox como los más radicalizados del PP se han mostrado contrarios a un nuevo encierro para morigerar los contagios. Mientras que, por izquierda, han acusado al gobierno de ignorar los peligros reales del virus en un primer momento. Según han publicado medios españoles, entre enero y marzo, Seguridad Nacional le habría informado hasta 11 veces a Sánchez sobre la peligrosidad del covid-19. La Moncloa habría desestimado los reportes hasta que la primera ola de contagios fue imparable. El gobierno ha recibido duras criticas de sectores de la izquierda no alineada con el PSOE ni con Podemos, como Iñigo Errejón. El ex aliado del actual vicepresidente Pablo Iglesias aseguró que los más perjudicados son quienes viven en los barrios más humildes, y que esto no le importaba al gobierno de la Comunidad Autonómica de Madrid, presidida por Isabel Ayuso, del Partido Popular. 

Muchas cosas aún se desconocen sobre el comportamiento del virus. No está claro por qué motivo se produce la segunda ola en este momento. Aunque un número importante de epidemiólogos asegura que sucede debido a que se han ampliado los equipos de rastreo y testeo; la mayoría de los contagios pertenecen a grupos etarios que no se encuentra en edad de riesgo, y por ese motivo la mortalidad en este caso es menor. A su vez, los sistemas de salud aún no han colapsado y tienen una capacidad de respuesta y un conocimiento mayor respecto de los primeros casos. Hay motivos para creer que el virus se comportará de manera similar a lo sucedido en un primer momento, cuando afectó a Europa y luego el epicentro de la pandemia se trasladó a América Latina.

Para la OMS, el 10% de la población mundial ya se ha contagiado, por lo que el 90% restante aún es vulnerable frente al virus. Mientras no exista vacuna o tratamiento eficaz, todo indica que el mundo vivirá en esta especie de “nueva normalidad” de marchas y contramarchas. Por ahora no existe ninguna opción alternativa. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar