Pobres contra pobres

Otro día en el paraíso | Por Federico Racca

Es sábado 22 de diciembre, son las siete de la tarde y estoy en Rosario. Ayer, en el sur de la provincia de Santa Fe, en un pueblo llamado Puerto Gaboto a la vera del Río Coronda, en el lugar del primer asentamiento de los españoles en Argentina, en el fuerte Sancti Spiritus, fue asesinado el secretario general del Sindicato de Pescadores de Santa Fe, Juan Carlos Billareal. Los restos de Billareal son velados en Casa Prado, en el centro de Rosario. Familiares, dirigentes y pescadores se han acercado a dar el pésame. Lo que sigue es la entrevista a Jesús Feliciano Pérez, presidente de la Asociación de Pescadores, en la que cuenta lo sucedido y la situación de los pescadores en la provincia: “La asociación que presido es sin fines de lucro, peleamos por el sector pescador de la provincia de Santa Fe. Somos casi quince las instituciones de pescadores y hoy tenemos un dirigente menos, Juan Carlos Billareal, que fue asesinado el día de ayer en Puerto Gaboto. Nuestra organización, junto a cinco más, veníamos peleando con el gobierno provincial desde hace seis meses con cortes de ruta, con toma de la Casa de Gobierno en Santa Fe. También nos manifestamos en el Ministerio de Producción, pero siempre desde el gobierno provincial recibimos una negativa. Juan Carlos Billareal estaba peleando por un bono navideño para los compañeros de Puerto Gaboto que son trescientos. Tuvieron una primera reunión con la presidenta comunal, que les dijo que se iba a evaluar la posibilidad de un bono navideño, de un subsidio para los trabajadores de río. Luego, ayer, la presidenta comunal se sentó con una comisión de pescadores en la que estaba la organización de Juan Carlos Billareal y les dijo que no había bono navideño para los pecadores porque no había fondos. Al salir, pareciera que un trabajador creyó que Juan Carlos había negociado por fuera con la presidenta, entonces empezaron a discutir en una plaza, se tomaron de golpe de puño y el hombre sacó un arma y le disparó dos o tres veces. Lamentablemente el gobierno socialista se lleva un muerto, esto es una pelea de pobres contra pobres.

Hace poco fue aprobado el presupuesto provincial y el gobernador Miguel Lifschitz dijo que no hay ningún tipo de necesidad en la provincia, que Santa Fe está bien, que no hay ningún problema. Santa Fe no está bien, nosotros estamos luchando para que se apruebe la ley de Emergencia Social Alimentaria porque estamos en una emergencia alimentaria, la gente tiene hambre. Es una vergüenza que en un año tan duro como este, desde el gobierno le hayan mandado a las familias de los pescadores una caja con seis productos, ¿qué hace una familia con eso?

Los pescadores son personas que no están registradas, con alta vulnerabilidad; son personas sin recursos, muy pobres; es en ese sentido que se lucha y se pide al Ministerio de la Producción estas ayudas. Los pescadores están necesitando una ayuda especial del gobierno provincial o nacional y ambos han estado ausentes. Tuvimos una bajante histórica en el río Paraná, luego vino una crecida importante debido a las lluvias que llegó de otras provincias y esa agua viene lavando los campos, trayendo el veneno de la siembra. Entonces esa agua cuando desagota en el río Paraná se pudre porque viene sin oxígeno y el pescado se profundiza, se va a los lugares más profundos y se queda quieto. Esto le saca la subsistencia a los cinco mil trabajadores de río de la provincia de Santa Fe, mata toda una zona que va desde Villa Constitución hasta Villa Ocampo, setecientos kilómetros de costa. Se vienen tiempos críticos, enero va a ser duro, vamos a tener mucha lucha. Hoy tuvimos reunión en Santa Fe con el arzobispo, monseñor Fenoy, y le pedimos que intervenga y nos haga de puente porque el gobierno provincial nos cerró las puertas; el gobierno socialista atiende a empresarios, a los sindicalistas grandes, pero no atiende al sector pobre. La situación se ve muy mal, no hay respuesta ni del gobierno nacional ni del provincial. Al sector micro productivo, que serían los trabajadores río sumados a los micro emprendedores, más los que tienen pequeñas huertas, nos sacaron el Monotributo Social Agropecuario desde la nación. Era muy importante porque nos identificaba como trabajadores, podíamos facturar nuestras ventas y teníamos obra social para nosotros y nuestras familias. Cuando se sacó la Secretaría de Agricultura Familiar, eso desapareció, nos dieron de baja todos los Monotributos Sociales Agropecuarios. Nosotros vamos a seguir en la lucha, no vamos a bajar los brazos. Hoy estamos todas las organizaciones juntas para seguir luchando contra el gobierno provincial y el gobierno nacional porque sabemos que enero, febrero y más adelante, esto va a ser peor.”

04 Enero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar