Fernández ganó en primera vuelta y asumirá la Presidencia de la Nación

Por una ventaja menor a la esperada, el Frente de Todos logró imponerse con el 48%

Apenas pasadas las 21, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fue el encargado de dar a conocer los primeros resultados oficiales del escrutinio provisorio que indicaban un triunfo del candidato del Frente de Todos (FDT), Alberto Fernández, en primera vuelta. A esa hora, y con el 65% de los votos escrutados, el recuento revelaba una diferencia en torno a los seis puntos entre Fernández y el presidente Mauricio Macri, que logró ampliar su desempeño de las Paso. La diferencia se amplió a 7,56% puntos escrutadas el 96,23% de las mesas, y fue menor a los 17 puntos que la coalición peronista le sacó a Juntos por el Cambio el 11 de agosto.

De esta manera, Fernández se convirtió en el presidente electo al imponerse con el 48,03% de los votos y superó a Macri, que tras un solo mandato se despide del Gobierno con el 40,44%. Con el resultado ya irreversible, a las 22.24 Macri reconoció la derrota y felicitó a su contrincante: “Quiero felicitar al presidente electo, Alberto Fernández, acabo de hablar con él por la gran elección que ha hecho. Lo invité a desayunar mañana (por hoy) a la (Casa) Rosada porque tiene que empezar un período de transición ordenada”, dijo el actual mandatario durante su discurso en el búnker de Juntos por el Cambio. Antes había sido el candidato por Consenso Federal, Roberto Lavagna, quien había reconocido los datos adversos: “Es obvio que hemos quedado un poco por debajo de lo que fueron las Paso, pero de todas maneras Consenso Federal va a contar con representación parlamentaria”.

La diferencia a la que hacía referencia Lavagna era por los 6,17% que cosechó ayer, poco más de dos puntos de diferencia en relación a las primarias, cuando había conquistado el 8,44% de los votos. Lo mismo ocurrió con el Frente de Izquierda-Unidad de Nicolás del Caño con el 2,16% (2,93% en las Paso); el Frente NOS de José Gómez Centurión con el 1,71% (2,71% en las primarias); y en último lugar el Frente Despertar de José Luis Espert que acumuló un 1,47% (2,23%). El recorte que sufrieron las cuatro fuerzas minoritarias demuestra cómo la elección nuevamente quedó polarizada entre las dos principales alianzas y cómo el traspaso de votos se inclinó hacia el oficialismo. El binomio ganador celebró la victoria pasada las 22.40 en el bunker ubicado en el barrio porteño de Chacarita.

Sobre el escenario, Fernández recordó al ex presidente Néstor Kirchner de quien en la víspera se cumplieron 9 años de su muerte. “Gracias Néstor donde quiera que estés porque vos sembraste todo esto que estamos viviendo”, dijo visiblemente emocionado. Había sido precedido por su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), que en su mensaje le reclamó al actual presidente que asuma la responsabilidad institucional para una transición ordenada (ver aparte). En cuanto al armado parlamentario, el triunfo del FDT consagró a CFK como nueva presidenta del Senado y dejó al futuro Gobierno en condiciones de tener mayoría propia, con 39 bancas sobre las 72 que componen la Cámara, mientras que Juntos por el Cambio llegaría a 29. Para contar con esa mayoría, Fernández requerirá que la bancada del PJ que encabeza Carlos Caserio y la del kirchnerismo que lidera la vicepresidenta electa (quien será reemplazada en su banca por Jorge Taiana) se unan o al menos trabajen en conjunto. En la Cámara baja, pese a la derrota a nivel nacional, el interbloque macrista aumentará su tamaño a 119 bancas, aunque el volumen final dependerá de la continuidad o no de la coalición oficialista.

CFK pidió al jefe de Estado que cuide el capital financiero

Sobre el escenario y como vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner reclamó a Mauricio Macri que en su condición de presidente y hasta el 10 de diciembre “tome todas las medidas que deba tomar para aligerar la situación dramática que se está viviendo en las finanzas de la Argentina” y para “cuidar el patrimonio del pueblo de la Nación”. La ex mandataria habló en el bunker del frente opositor y agradeció a los “cientos de miles de ciudadanos anónimos que han resistido y que no tienen focus group, ni encuestas”. Y agregó: “Tienen sentimientos y pensamientos que los ayudaron a mantenerse en pie”. En nombre de sus hijos Máximo y Florencia, CFK destacó la presencia en los festejos de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. “Nunca pensé que en esta fecha iba a estar tan contenta”, dijo al recordar la muerte del ex presidente Néstor Kirchner en 2010. Y celebró el triunfo de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires: “Lo siento como un reconocimiento político”, dijo la actual senadora. Además reclamó esfuerzos para que los sectores del campo nacional y popular se mantengan unidos.

Alberto: “El Gobierno volvió a manos de la gente”

En su primer discurso como presidente electo, Alberto Fernández afirmó anoche que el triunfo del FDT significa que “el gobierno volvió a manos de la gente”. Fernández cerró los discursos en el bunker de la alianza opositora en el barrio porteño de Chacarita detrás del flamante gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y su vice, Cristina Fernández de Kirchner. Desde allí, el mandatario electo confirmó que este lunes se reunirá en un desayuno con el presidente Mauricio Macri. “Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan y que entiendan que la Argentina que viene necesita del esfuerzo de todos”, puntualizó. Además, agradeció la participación electoral de la ciudadanía y afirmó que esa coalición “nació para incluir a todos los argentinos”. En línea con un argumento que repitió durante toda la campaña definió: “Los tiempos que vienen no son fáciles”. “Mañana (por hoy) me reuniré (con Macri) y empezaremos a hablar del tiempo que queda, sabiendo que hasta el 10 de diciembre es el presidente”, enfatizó. Y agregó: “Vamos a colaborar porque lo único que queremos es que los argentinos dejen de sufrir”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar