Llaryora modificaría la cláusula gatillo de los municipales

La modalidad sería cuatrimestral en vez de bimestral

El intendente electo de Córdoba, Martín Llaryora, asumirá hoy al frente del Poder Ejecutivo en medio de la comprometida situación financiera que atraviesa el Palacio 6 de Julio. La situación es complicada. Hasta el 30 de junio pasado, los ingresos de la Municipalidad de Córdoba crecían a 40 por ciento interanual. Sin embargo, las erogaciones en personal lo hacían a 52 por ciento, lo cual supone, en el corto plazo, la inviabilidad del sistema.

Por este motivo, Llaryora estudia la posibilidad de realizar cambios en la modalidad de cláusula gatillo con la que los empleados municipales cobran su salario. La información fue confirmada ayer por el matutino Comercio y Justicia. Vale aclarar que no cambiaría de sistema, pero sí lo modificaría para intentar descomprimir las cuentas municipales.

La iniciativa que analiza el futuro intendente incluye una indexación cuatrimestral del salario a diferencia de la actual, que es bimestral. Sería un alivio para las arcas municipales pero una mala noticia para los afiliados del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem) porque la inflación se cobraría recién a los cuatro meses.

El cambio es sustancial. Si el próximo año se aplicara la cláusula actual, la inflación de enero y febrero se pagaría con los sueldos de marzo (a cobrar en los primeros días de abril). Sin embargo, si la modalidad fuese cuatrimestral, los empleados cobrarían el aumento recién con los sueldos de mayo, es decir, en los primeros días de junio. De este modo, si el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se mantiene alto durante los primeros meses del año, la pérdida de poder adquisitivo será notable.

También es posible que, en el marco de las negociaciones, se baraje la posibilidad de incorporar la evolución de la recaudación como límite para las mejoras salariales. De todas maneras, se conoce muy poco respecto de cómo funcionaría este mecanismo. A su vez, se contempla una modalidad mixta en donde rija por unos meses la cláusula gatillo y, tras dos cuatrimestres, se cambie a la evolución de salario por recaudación.

No pasará mucho tiempo hasta que se sepan las medidas salariales que adoptará Llaryora. La urgencia municipal en materia económica impone una rápida respuesta para el sanfrancisqueño, quien asumirá hoyla conducción de la Municipalidad de Córdoba.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar