Alberto Fernández asumió la Presidencia de la Nación

Alberto Fernández juró este mediodía como Presidente de la Nación frente a la Asamblea Legislativa y la Argentina tiene nuevo mandatario por los próximos cuatro años.

Acto seguido, Cristina Kirchner juró como Vicepresidenta de la Nación, ante legisladores, gobernadores, intendentes, jueces y líderes internacionales. 

En una ceremonia presidida por la vicepresidenta saliente Gabriela Michetti, Fernández finalizó su juramento con: "Que Dios y la Patria me lo demanden". A su turno, Cristina Kirchner juró: "Que Dios, la Patria y y el pueblo, como siempre, me lo demanden".

Luego, el flamante presidente recibió de manos del saliente Mauricio Macri el bastón y la banda, atributos de mando, tras jurar como mandatario por los próximos cuatro años.
"Suerte", le deseó Macri a Fernández al darle un abrazo tras colocarle la banda presidencial en el recinto de la Cámara de Diputados.

Tras el paso de mando, Fernández dio su primer discurso como mandatario en funciones ante la Asamblea Parlamentaria. Convocó este mediodía "a la unidad de toda la Argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social".

"Vengo a convocar a la unidad de toda la argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social, fraterno y solidario", sostuvo. En su discurso de asunción, el jefe de Estado destacó su "compromiso democrático" para que se garantice "el respeto a los disensos". "Las insuficiencias y problemas de la democracia se resuelven con más democracia", añadió.

Subrayó que "superar el muro de las fracturas implica crear una ética de las prioridades", ante lo cual llamó a "poner un freno a la catástrofe social". "Superar el muro de las fracturas implica crear una ética de las prioridades: empezar por los últimos para poder llegar a todos. Toda la Argentina unida le tiene que poner un freno a la catástrofe social: sin pan, no hay democracia ni libertad", sostuvo el flamante mandatario en el Congreso.

En su discurso de asunción, el jefe de Estado señaló que "la primera reunión será sobre el Plan Integral contra el Hambre" para "ponerle fin a este presente penoso". "Los marginados y excluidos los afectados por la cultura del descarte no sólo necesitan premura un pedazo de pan al borde de nuestra mesa, necesitan ser parte, comensales en la misma mesa, la mesa grande de una Nación que tiene que ser nuestra casa común", añadió.

En el plano económico, diagnosticó que "va a llevar algún tiempo lograr" la recuperación de la economía, como consecuencia de "las malas decisiones" adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri. "Va a llevar algún tiempo lograr aquello que todos queremos", expresó. Dijo, al respecto, que impulsará "la puesta en marcha de acuerdos básicos" para que "la Argentina se encienda y pueda volver a caminar". En ese pasaje de su discurso, señaló que el macrismo dejó "la tasa de desocupación más alta desde 2006", y llevó "el dólar de 9,70 a 63 pesos solo en cuatro años". "La Argentina no para de achicar su economía", afirmó Fernández, e indicó que "la pobreza actual está en los valores más altos desde 2008, se han retrocedo más de 10 años".

"Para poner a la Argentina de pie el proyecto debe ser propio y dictado por nosotros y no por alguien de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado".

Sobre la renegociación de la deuda, dijo que su administración no repetirá "la misma historia de técnicos imprudentes que prometen planes que no van a poder cumplir", poniendo en riesgo "a los argentinos". "No vamos a repetir la misma historia de técnicos imprudentes que prometen planes que no van a poder cumplir", expresó Fernández.

Aseguró que recibió un "país frágil" y "lastimado", y dijo: "No hay pago de deuda que se pueda sostener si el país no crece, para poder pagar hay que crecer primero".

"El plan macroeconómico es una pieza central, pero que no está aislado de un plan nacional de desarrollo. Vamos a trabajar de manera simultánea en nuevos ejes", expresó.

Además, aseguró que buscará tener una "relación constructiva" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), porque "el país tiene la voluntad de pagar, pero carece" de los medios. "Los acreedores tomaron el riego de invertir en un modelo que ha fracasado en todo el mundo", enfatizó.

(Nota en desarrollo)

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar