Alberto y Cristina asumen el Poder Ejecutivo Nacional

Después de cuatro años de gestión macrista, la asunción de Fernández a la Presidencia abre otra etapa política 

Alberto Fernández, el hombre clave de los inicios del kirchnerismo, que luego de estar alejado por casi diez años se amigó con Cristina Fernández de Kirchner (CFK) para integrar una fórmula competitiva en las elecciones del 27 de octubre pasado, ayer asumió el destino de la Argentina por los próximos cuatro años. Lo hizo cuando -pasado el mediodía- prestó juramento ante la Asamblea Legislativa como el próximo jefe de Estado de la Nación, junto a su vice, la ex mandataria, en una ceremonia en la que Mauricio Macri le traspasó los atributos presidenciales y que culminó con un discurso del mandatario, en el que llamó a la “unidad de toda la Argentina”.

La ceremonia fue presidida por la vice saliente, Gabriela Michetti, quien junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma de Zamora, recibieron a las nuevas autoridades en el ingreso del Congreso. A esa hora, una particularidad había dominado la escena política, es que Fernández arribó junto a su pareja, Fabiola Yáñez, en su automóvil particular conducido por él mismo.

Luego de firmar los Libros de Honor del Senado y de Diputados, en el “Salón Azul”, Fernández y CFK se dirigieron al recinto. El primero en jurar fue el presidente, quien lo hizo por “Dios, por la Patria y los Santos Evangelios”, mientras que Cristina utilizó la fórmula “Por Dios, la Patria y el pueblo, como siempre, me lo demanden”. Concluida la jura ante la Escribana General de la Nación, Macri procedió a traspasar a su sucesor los atributos, el bastón y la banda presidencial, en medio de una gran ovación de los presentes, que incluyó la marcha peronista. Entre aplausos, el mandatario saliente se retiró del recinto con un fuerte abrazo a su sucesor y un “mucha suerte”.

En su discurso de casi una hora, el mensaje de Fernández fue aplaudido en una veintena de oportunidades, pero los momentos más salientes fueron cuando hizo alusión a la defensa de los derechos de las mujeres, la soberanía sobre las islas Malvinas y el llamado a eliminar la grieta, que generaron respaldos tanto del oficialismo como de la oposición.

Al concluir el mensaje, Fernández se emocionó al agradecer a sus padres, al ex Procurador General de la Nación, Esteban Righi y al ex presidente Néstor Kirchner. Por último rememoró al ex mandatario Raúl Alfonsín: “Cuando mi mandato concluya, la democracia argentina estará cumpliendo 40 años de vigencia ininterrumpida. Ese día quisiera poder demostrar que Raúl Alfonsín tenía razón. Espero que entre todos podamos demostrar que con la democracia se cura, se educa y se come”, cerró.

Los invitados de la región presentes en la asunción 

La asunción de Alberto Fernández contó con pocos mandatarios de la región, algunos ex presidentes y otros tantos funcionarios de gobiernos extranjeros. Los tres presidentes que estuvieron presentes fueron el uruguayo Tabaré Vázquez (con su sucesor, Luis Lacalle Pou), el paraguayo Mario Abdo Benítez, y el cubano Miguel Díaz Canel; mientras que el chileno Sebastián Piñera canceló su viaje tras la desaparición de un avión militar.

En el Congreso también dieron su apoyo “Pepe” Mujica, Lucía Topolansky, Fernando Lugo y Rafael Correa. Por Brasil estuvo el vicepresidente Hamilton Mourão, y por México la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Enviaron representantes Perú y Colombia. Por la Casa Blanca, asistió el director para el Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone; y por China lo hizo el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Arken Imirbaki. También estuvo la primera ministra de Serbia, Ana Brnabić.

El gabinete nacional juró en el Museo del Bicentenario

En el Museo del Bicentenario y con la banda presidencial cruzada sobre el pecho, Alberto Fernández les tomó juramento a los 21 ministros y los secretarios de Estado. El primero estampar su firma fue Santiago Cafiero, jefe de Gabinete y uno de los hombres más cercanos al flamante presidente. Los ministros que integran el nuevo gabinete son Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Producción), Miguel Ángel Pesce (Banco Central), Ginés González García (Salud), Agustín Rossi (Defensa), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Felipe Solá (Cancillería), María Eugenia Bielsa (Desarrollo Territorial), Eduardo “Wado” de Pedro (Interior), Marcela Losardo (Justicia), Nicolás Trotta (Educación), Tristán Bauer (Cultura), Roberto Salvarezza (Ciencia y Tecnología), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Claudio Moroni (Trabajo), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Elizabeth Gómez Alcorta (Mujer), Mario Meoni (Transporte), Sabina Frederic (Seguridad), Juan Cabandie (Ambiente) y Luis Basterra (Agricultura), Gustavo Béliz (Asuntos Estratégicos), Vilma Ibarra (Legal y Técnica) y Julio Vitobello (Secretaría General de la Presidencia). Por último, juraron en sus cargos Carlos Montero como Síndico General de la Nación y Juan Pablo Biondi como Secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia.

La reacción del bloque opositor 

Tras escuchar el discurso de Fernández en la Asamblea Legislativa, el jefe de los diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, señaló que el gobierno de Mauricio Macri “no persiguió a nadie ni judicial ni políticamente” y manifestó “coincidencias” con algunos tramos del discurso de Fernández en el que anunció una reforma judicial integral. Sin embargo advirtió: “Vamos a ver en qué consiste la reforma judicial, porque la última experiencia fue la Democratización de la Justicia”. El líder de la principal bancada opositora agregó que “el presidente hizo un balance parcial, la realidad es que la economía no está bien, pero me hubiese gustado que reconozca el autoabastecimiento energético”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar