El Gobierno pide a los gremios no incluir la cláusula gatillo

En sintonía, el triunviro Acuña se mostró a favor de continuar con subas salariales fijas 

En sintonía con la decisión de alcanzar acuerdos salariales “moderados”, el presidente Alberto Fernández volvió a rechazar el concepto de la cláusula gatillo: “Indexar la economía nos va a llevar al peor de los mundos y la cláusula gatillo es una indexación de la economía”, sostuvo el jefe de Estado en una entrevista televisiva. La definición de Fernández tiene como principales destinatarios los gremios de cara a la discusión paritaria para 2020. En concreto, les pidió a los sindicalistas no incluir la actualización automática porque es un mecanismo “indexatorio”. El Presidente describió que “una de las peores cosas que han pasado es la indexación de la economía” y señaló que la cláusula gatillo, establecida en casi todas las paritarias del último año, hace eso. “Tenemos que desindexar la economía. Así como hay que revisar el sistema de precios y de alquileres, tenemos que lograr acuerdos en paritarias libres, sin las cláusulas”, sostuvo.

Tras los dichos del mandatario nacional, uno de los secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), Carlos Acuña, afirmó que le “parece bien seguir con aumentos de suma fija que favorecen a los que menos ganan”, mientras que criticó al sector empresario. “Tenemos la obligación y la responsabilidad de colaborar con el Gobierno para ayudar a que esto salga adelante”, sostuvo el titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (Soesgype). En momentos en que Fernández planea tratar de postergar la apertura de paritarias luego de los aumentos salariales dispuestos por decreto para privados y estatales, el gremialista agregó: “Me parece bien seguir con aumentos de suma fija que favorecen a los que menos ganan”.

El pedido del Presidente para los gremios se enmarca en el acuerdo que alcanzó el Gobierno con empresas y supermercados para contener aumentos y relanzar el programa de Precios Cuidados. El objetivo de la Casa Rosada es evitar que los aumentos salariales se conviertan en parte del problema y no de la solución de la lucha contra la inflación. En ese sentido, el Presidente pretende que se imponga una tendencia de aumentos “moderados”, muy por debajo de la inflación del año pasado. En ese sentido, Fernández advirtió que el congelamiento de los combustibles, del transporte y de las tarifas de servicios públicos fue parte del “esfuerzo” que hizo el Estado para intentar desindexar la economía. “Espero que la economía se tranquilice. Necesitamos que la economía pare de indexarse. Ahora necesitamos que cada uno haga su parte”, destacó el jefe del Estado.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar