En Europa, Fernández apunta a un apoyo en bloque al país

El mandatario buscará hoy el respaldo de la canciller alemana Angela Merkel

El presidente Alberto Fernández llegó ayer a la ciudad de Berlín, donde hoy se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel, en el marco de la segunda etapa de su gira europea en busca de respaldo político para la renegociación de la deuda externa de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acreedores privados. Para el Gobierno, las gestiones del mandatario argentino ya dieron buenos frutos en El Vaticano, a partir de su encuentro privado con el papa Francisco, y en Roma, con las reuniones que mantuvo con su colega italiano, Sergio Matarella, y con el primer ministro de ese país, Giuseppe Conte. Luego de la cita de este lunes con Merkel, Fernández viajará mañana a Madrid para encontrarse con el presidente del gobierno de coalición progresista de España, Pedro Sánchez, y luego se desplazará a París para almorzar el miércoles con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. El objetivo de máxima de la segunda gira presidencial de Fernández es que haya un apoyo a la Argentina en bloque por parte de las principales potencias europeas.

El encuentro entre Fernández y Merkel está previsto para las 20 hora local (16 de Argentina) en la sede de la Cancillería Federal (Bundeskanzleramt, en alemán). De la reunión con el equipo de la canciller participará también el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien en las últimas horas se sumará a la delegación oficial.

Con Merkel, última en integrar la lista de autoridades europeas con las que Fernández acordó un encuentro, quedó la que tal vez sea la agenda más estratégica de la corta gestión del gobierno del Frente de Todos. Alemania es el estado de la Unión Europea (UE) con más peso en el comité ejecutivo del FMI, donde Estados Unidos tiene mayor porcentaje de voto (16,52%). A su vez, Forbes, la revista económica que publica desde hace 16 años el ranking de las 100 mujeres más influyentes, volvió a ubicar en su último boletín a la canciller en el primer puesto. Tanto su influencia regional y el papel de mediadora, como su porcentaje en el board del FMI son clave para el objetivo del gobierno argentino ante el mismo y los acreedores privados. Por ende, Fernández necesita el apoyo de la líder alemana -o al menos que no se oponga- a sus planes de extender los vencimientos de la deuda de Argentina con el organismo internacional. El mensaje que envíe la alemana puede influir en sus socios y también en lo que hagan los grandes fondos de pensiones del viejo continente con inversiones en nuestro país.

Según el cronograma difundido por Presidencia, luego de una rueda de prensa conjunta planeada para las 19:15, a las 20 Merkel y Fernández cenarán mientras el plan y la deuda se ponen sobre la mesa. La canciller estará acompañada por las máximas autoridades del G20 -del que Argentina es miembro-, y también se sumará el ministro Guzmán, quien el martes pasado se reunió en Nueva York con funcionarios del FMI. En este contexto, Guzmán expondrá ante Merkel cuál es su plan para resolver el endeudamiento argentino sin asfixiar la economía.

Señales en la gira por Roma

El presidente Alberto Fernández aseguró que el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, le dio “un importante apoyo” a Argentina para “resolver el problema de la deuda” que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Hoy me reuní con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte. Conversamos sobre los desafíos que tenemos argentinos e italianos en el futuro y recibí de su parte un importante apoyo para buscar un camino que permita resolver el problema de nuestra deuda”, señalo el viernes último Fernández.

Además de Conte, el mandatario argentino había sido recibido por su colega italiano, Sergio Mattarella, y en los dos casos aprovechó las reuniones para afianzar lazos y explicar la situación difícil que atraviesa el país. Las reuniones ocurrieron tras visitar ese mismo día por la mañana al papa Francisco en el Vaticano, oportunidad en la que Fernández le pidió al jefe de la iglesia Católica “ayuda en el tema”.

La respuesta del papa, según comentó el Presidente, fue rotunda al decirle que hará “todo lo que pueda”. La renegociación de la deuda es el principal objetivo del gobierno de Fernández y la ayuda internacional es fundamental. En ese sentido, el respaldo del Vaticano es importante y de ahí el pedido de Fernández. “El papa ya nos está ayudando mucho. Pero no necesariamente tiene que andar mostrando lo que nos ayuda y yo valoro mucho eso”, aseguró el mandatario.

Por caso, el próximo 5 de febrero se realizará en la Academia Pontificia de Ciencias Sociales un seminario económico, integración e inclusión y del que participarán entre otros, la titular del FMI, Kristalina Georgieva, el ministro de Economía argentino Martín Guzmán, y el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Junto a las coincidencias con Bergoglio, el compromiso italiano se presentó como el primer gran resultado de la gira presidencial que busca recoger respaldos en materia de deuda también en España, Alemania y Francia. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar