Desde la primera fila, Schiaretti siguió el discurso de Fernández

El Gobernador estuvo presente en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso

El discurso inaugural del 138° período de sesiones ordinarias del Congreso que hizo ayer el presidente Alberto Fernández, fue escuchado en primera fila por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien viajó a Capital Federal para participar de la ceremonia. “Hemos venido a escuchar el mensaje del Presidente a la Asamblea Legislativa con la disposición de acompañar las medidas necesarias para que nuestra Argentina supere la actual crisis”, se limitó a decir el mandamás del Panal en un escueto mensaje publicado desde su cuenta de Twitter, previo al acto. En el recinto, Schiaretti ocupó un asiento reservado para los invitados, a la izquierda del Presidente. Lo hizo al lado del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, seguido por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ex presidente Carlos Menem.

Una postura similar adoptaron los diputados provinciales de Hacemos por Córdoba. Desde la cuenta oficial del Bloque Córdoba Federal, se publicó un breve comunicado con la foto de cuatro parlamentarios: “Reafirmamos nuestro compromiso y responsabilidad para alcanzar las metas planteadas por Fernández”, sostuvo el espacio que integran Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez.

El tono más duro hacia el discurso del Presidente (ver nota en página 3) lo asumieron los diputados cordobeses del ex oficialismo, esto es, Juntos por el Cambio. “No es posible hablar de que reconstruir el sector productivo de la Argentina y en paralelo seguimos incrementando nuestra presión fiscal como se hizo con la Ley de solidaridad y reactivación productiva”, criticó el mestrista Hugo Romero. En sintonía se manifestó Soledad Carrizo, al sostener que no se puede acompañar al sector productivo “con retenciones y carga impositiva asfixiante”. “Con discurso voluntarioso Fernández le habló a los propios. Pero no expuso un plan de gobierno, ni lineamientos para el crecimiento y la generación de empleo. Seguimos en la coyuntura cortita, sin saber qué país imagina hacia delante”, dijo a su tiempo Gabriel Frizza, ex intendente de Jesús María.

Uno de los anuncios más trascedentes del Presidente fue la confirmación que en diez días enviará un proyecto de ley de interrupción del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial de gestación y le permita a las mujeres acceder al sistema de salud pública. La decisión fue celebrada por las diputadas por Córdoba Gabriela Estévez (Frente de Todos) y Brenda Austin (Juntos por el Cambio) que pese a estar en bloques opuestos defendieron conjuntamente el proyecto anterior que se debatió en 2018 en el Congreso, y que logró mayoría en Diputados pero quedó trunco en el Senado.

“Celebro todos los anuncios en materia de género así como la inclusión de la ESI (Educación Sexual Integral) junto al debate de la IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo). Una vez más un Presidente hablando de un tema que tanto incómoda a la política en la Asamblea Legislativa y esta vez con la voluntad de que sea ley. Bravo por eso”, dijo la radical Austin, aunque también apuntó contra el discurso de Fernández porque “deambula entre la moderación y la acusación. Entre salir de la grieta y profundizarla”. “Hoy los pañuelos pintaron de verde todo el recinto”, escribió Estévez en sus redes sociales.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar