Se plantó Guzmán: “La última oferta de canje es la definitiva”

Afirmó que si no hay acuerdo con los bonistas, se enfocará en el programa del FMI

A tan solo un par de días de que cierre el plazo estipulado para alcanzar un acuerdo con los bonistas por la renegociación de la deuda pública externa, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, se plantó en la última oferta del Gobierno. Pese a haberlo manifestado en reiteradas ocasiones, en esta oportunidad, el funcionario se mostró inflexible al confirmar que esa propuesta es la definitiva.

“No hay más en términos de lo que el país puede pagar año por año. Hemos hecho el máximo esfuerzo posible y una oferta que es definitiva sobre la base de ese esfuerzo”, afirmó. Y agregó: “Hay una decisión tomada, no podemos ofrecer más a los acreedores y, si no hay acuerdo, avanzaremos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un nuevo programa y con el sector privado volveremos a hablar en seis u ocho meses, pero con una propuesta de reestructuración más profunda”.

Asimismo, al ser consultado acerca de si se extenderá ese periodo para acceder al canje bonos, el titular del Palacio de Hacienda indicó: “Estamos evaluando todas las opciones”. No obstante, recordó que “la oferta está vigente y los acreedores tienen tiempo de aceptar” y que “es su decisión sacar al país de una situación de default en la que ya está de forma concreta desde finales de abril de 2018”.

Además, en una amplia entrevista brindada a Página 12, el titular de la cartera económica se refirió también a la diferencia nominal de US$ 3 por cada US$ 100 que existe entre lo que ofrece el país y lo que están dispuestos a ceder los acreedores. “Hay que entender qué quieren decir esos US$ 3. Estamos hablando de miles de millones de dólares en una situación de fragilidad y restricciones muy fuertes”, expresó.

En esta línea, Guzmán estimó que “seguir cediendo implicaría redefinir prioridades, como tener que hacer ajustes sobre gastos que son esenciales en Argentina”. Y aseveró: “No buscamos un acuerdo que refleje los intereses particulares, lo que buscamos es un acuerdo que cuide a toda la Argentina y a la posibilidad de tener un proceso de desarrollo inclusivo y sostenido”.

Por otra parte, el ministro profundizó en la alternativa que tiene el Ejecutivo en caso de no llegar a ese acuerdo. “La premisa fundamental en la que se debe basar el programa con el FMI es que no hay estabilización posible sin recuperación económica. Y para estabilizar la economía, hay que dejarla crecer. Esto significa que no hay lugar para un esquema de política monetaria contractiva en un contexto de recesión, como ocurrió con el programa `stand by´ del año 2018”, señaló. Y sentenció: “A las políticas, está claro que las decidiremos nosotros”.

Fuerte crítica a la postura de los acreedores

En línea con lo expresado por el ministro Martín Guzmán, el presidente Alberto Fernández criticó el pasado fin de semana la postura “incomprensiblemente dura” de algunos acreedores. “Ellos saben que la nuestra es la última oferta, que no podemos hacer más esfuerzos”, indicó el mandatario. Y agregó: “Espero que comprendan: ni siquiera le estamos pidiendo que pierdan, sino que ganen un poco menos”.

El jefe de Estado aseguró también que “vamos a seguir trabajando en los días que vienen para ver si logramos el acuerdo”. En este sentido, el Presidente aclaró: “Si el punto de exigencia es que yo le haga padecer más cosas a los argentinos que ya padecen mucho, ése es un dilema ético que yo no tengo, porque sé lo que la ética me manda a hacer”. “Si el acuerdo exige que deje de auxiliar a los nueve millones de argentinos con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), yo no lo voy hacer”, aseveró.

Por otra parte, otra personalidad del mundo económico que volvió a pronunciarse respecto a la deuda fue el premio Nobel Joseph Stiglitz al tildar a los bonistas de “recalcitrantes, miopes, testarudos y de corazón duro”. “La larga lucha de la Argentina para reestructurar su deuda frente a acreedores privados recalcitrantes, miopes, testarudos y de corazón duro ha demostrado que las cláusulas de acción colectiva diseñadas para facilitar la reestructuración no son tan efectivas como se esperaba”, sentenció Stiglitz.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar