El proyecto Artigas llevó al extremo la disputa de los Etchevehere

El Gobierno de Gustavo Bordet en Entre Ríos buscó poner paños fríos ayer en el conflicto que mantiene la familia Etchevehere por la disputa de la propiedad de un campo familiar.

En un comunicado, el Ejecutivo provincial dijo que será la Justicia quien “decidirá quién tiene derecho sobre la tierra” y pidió “responsabilidad” y “apego a la ley” ante la disputa que mantienen el ex ministro de Agroindustria del gobierno de Cambiemos Luis Etchevehere junto a sus dos hermanos y en contra de su hermana Dolores, quien busca ceder el 40% del predio de la familia que dice le pertenece para la puesta en marcha de un proyecto social denominado como “Artigas”, y que tiene el respaldo del referente Juan Grabois. “Hay un derecho a expresarse y el Estado lo garantiza, pero el apego a la ley es un deber”, dijo el ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico provincial, Juan José Bahillo, mientras que su par de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, llamó a “garantizar la paz social y respetar la decisión de la Justicia”.

El comunicado del Ejecutivo ocurrió luego de que en la víspera quien fuera también titular de la Sociedad Rural llamara a los patrones de campos y estancias de la zona a movilizarse contra los integrantes de las organizaciones ambientales que participan del proyecto con el apoyo de su hermana. Bajo un discurso confrontativo, el ex ministro convocó a una movilización hasta el campo donde vive Dolores para forzar el desalojo, bajo el argumento de un supuesto avance contra la propiedad privada y torcer una medida judicial que declaró por el momento que no hubo usurpación del predio.

Lo que el ex funcionario reclama es el desalojo de la estancia Santa Elena, en el noroeste entrerriano, y que también es propiedad de Dolores. Los productores que mostraron su solidaridad con Luis Etchevehere lo hicieron estacionando camionetas frente al campo de la familia y también por medio de audios de Whatsapp, algunos de ellos en tono de amenazas y descalificaciones: “Yo llevo absolutamente a todo el personal de mi campo y perdé cuidado que más de uno se sale de la vaina por ir armado”, expresaba uno de los audios adjudicados a Sergio Winitzky, miembro de una familia de la zona y dirigido a Juan Diego, otro de los hermanos, para luego calificar de “piojosos, sarnosos y punteros políticos” a los ocupantes. La disputa familiar entre Dolores Etchevehere y sus tres hermanos (quienes cuentan con el respaldo de la madre) tiene larga data, pero tomó relevancia el jueves pasado, con la conformación del Proyecto Artigas.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar