El impuesto a la riqueza quedó listo para convertirse en ley

Marcó del Pont informó que el aporte extraordinario alcanzará a unas 12.000 personas.

El oficialismo logró ayer dictamen favorable al proyecto que establece el Aporte Solidario Extraordinario para patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, tras una exposición de la directora de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Mercedes Marcó del Pont. La iniciativa, que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, quedó así en condiciones de ser votada en el recinto a partir de la semana próxima, en caso de que se prorroguen las sesiones ordinarias que finalizan el 30 de noviembre o se convoque a extraordinarias. El Frente de Todos destacó que países como Alemania están aplicando tributos especiales ante la pandemia y que Estados Unidos tiene en debate una propuesta similar, mientras que Juntos por el Cambio advirtió que existe una “doble imposición” con Bienes Personales, por lo que consideró que la ley se terminará judicializando por parte de los empresarios.

Durante la reunión de la Comisión de Presupuesto, los senadores escucharon en primer término a Marcó del Pont, quien subrayó que “los recursos que se obtengan de este aporte van a ser aplicados” a la atención de problemas sociales y económicos derivados de la pandemia. “Grava a los empresarios y no a las empresas”, aseguró la funcionaria ante las críticas que recibió la propuesta, al tiempo que aclaró que “no se está gravando capital de trabajo de las empresas y no es cierto que los productores rurales van a tener que vender sus campos”. Sobre este punto, señaló que de acuerdo a “los datos sobre lo que declaran los contribuyentes, solamente el 17% declara que tiene inmuebles rurales y solo el 2,4 % estaría afectado a este aporte”.

Marcó del Pont indicó que los “datos preliminares dan que el total de contribuyentes ascendería a 11.855 personas” y admitió: “Es más de lo que habíamos estimado meses atrás, pero está muy en línea con lo que había sido en la discusión original”. Finalmente, la titular de Afip aseguró que “no existe evidencia empírica” que indique que “las políticas neoliberales de reducción de impuestos sirven para promover la inversión”.

Tras esa exposición, el mendocino Julio Cobos (JxC) insistió en que es un “impuesto igual al de Bienes Personales” y cuestionó que no sea coparticipable. Por el contrario, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el peronista cordobés Carlos Caserio habló de una “distribución federal no coparticipable”. La iniciativa que establece la creación de un aporte solidario y extraordinario para los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos busca recaudar 300.000 millones de pesos para volcar a planes productivos y sanitarios.

En la misma jornada, otro aval exprés que obtuvo el oficialismo en la Cámara alta fue al proyecto que modifica la Ley de Manejo del Fuego para prohibir el cambio del uso de los campos incendiados. Las comisiones de Legislación General y de Ambiente y Desarrollo Sustentable que presiden Ana Almirón (Frente de Todos) y Gladys González (Juntos por el Cambio) emitieron dictamen favorable para el proyecto que ya tiene aprobación de la Cámara de Diputados. La iniciativa impulsada por el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, es duramente criticada por los senadores de la principal fuerza opositora. Por caso, González afirmó que el proyecto “avanza sobre facultades provinciales”, porque “prohíbe usos que en realidad son las provincias las que tienen que determinar” y que por esa razón “es claramente inconstitucional”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar