La oposición asegura que 27 personas se vacunaron de forma irregular

Los legisladores Cossar e Irazuzta advirtieron que 27 personalidades fueron vacunadas en forma irregular. La mayoría dijo haber cumplido los requisitos 

Los legisladores de la Unión Cívica Radical (UCR), Marcelo Cossar, y de la Coalición Cívica-ARI, Cecilia Irazuzta, presentaron ayer un listado elaborado “en base a una investigación propia” de 27 personas vacunadas en forma supuestamente irregular contra el coronavirus. Según advirtieron en una conferencia de prensa, los mencionados habrían accedido a la inmunización contra el Covid-19 fuera de las prioridades establecidas por edad o condición esencial.

En esa lista, se encontraban el intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca; el subsecretario de Deportes de la Municipalidad de Córdoba, Medardo Ligorria; el rabino Marcelo Polakoff; el director corporativo de Ideas, Gabriel Kloner; el ministro de Educación provincial, Walter Grahovac; el intendente de Miramar, Adrián Walker; y el director General de Planeamiento municipal de Córdoba, Héctor Daniel Gattás. También aparecían en la nómina el secretario relator del Concejo Deliberante de Córdoba, Rodrigo Claudio Juárez; el subsecretario de Políticas Sociales de la Municipalidad de Córdoba, Leonardo Lewylle; la legisladora Liliana Noldy Abraham; el intendente de Colonia San Pedro, Víctor Blengino; el intendente de Brinckman, Gustavo Tevez; y la legisladora Alejandra Danila Piasco, entre otros.

La gran mayoría de los aludidos brindó explicaciones formales: aseguraron que están comprendidas dentro de los requisitos (por ser esenciales o estratégicos) y, en algunos casos, corrigieron los lugares de vacunación que Cossar e Irazuzta dijeron haber investigado. Por ejemplo, en muchos casos se consignó el hospital San Roque, pero la vacunación fue en el Comedor Universitario o en el centro de convenciones General Bustos. Lo cierto es que la legisladora Irazuzta afirmó durante la conferencia que fue el propio presidente del bloque de Hacemos por Córdoba, Francisco Fortuna, quien le ofreció vacunarse de manera informal durante una charla telefónica.

“Fue una charla informal que duró unos 20 minutos aproximadamente con mi colega legislador Fortuna, en la cual me dijo que tenía vacunas disponibles y que, en mi carácter de legisladora mayor de 60 años, me la ofreció”, declaró Irazuzta. Consultado sobre esta acusación, Fortuna lo negó. “Hubo una conversación informal en la comisión de Labor Parlamentaria, pero de ninguna manera en el tenor que se alude”, aclaró el también ex ministro de Salud de la Provincia.

La defensa del rabino Polakoff, que se inmunizó sin turno previo

Luego de que los legisladores opositores Marcelo Cossar y Cecilia Irazuzta dieran a conocer una lista de 27 personas entre funcionarios, parlamentarios, intendentes y figuras públicas que habrían recibido la vacunación contra el coronavirus en condiciones cuanto menos reprochables respecto del resto de la población, muchos de los aludidos salieron al cruce de la presentación y dieron sus explicaciones. Uno de ellos fue el rabino Marcelo Polakoff, integrante del Comipaz.

En una carta titulada “Un efímero V.I.P.”, argumentó que “nunca me pareció serlo, pero según algunos acabo de estrenar ese título”. “La verdad es que me da mucha pena tener que explicar lo obvio, pero a veces es necesario para detener un reguero de mentiras que se hacen casi inevitables”, agregó el religioso en el escrito. Al respecto, recordó que “el jueves 18 de febrero por la noche se me salió una muela, y el viernes 19 al mediodía acudí a mi dentista, quien además de hacerme el arreglo correspondiente me preguntó si ya estaba vacunado. Contesté que no, y mi odontóloga me comentó que había ido sin turno al centro de vacunación de Feriar (el más grande de Córdoba), sugiriéndome que fuera de inmediato, más que nada porque estoy permanentemente visitando enfermos y gente internada incluso en salas de terapia intensiva”, argumentó.

“Me pareció bien, así que llevé mis patitas hasta allí, hice una hora de cola como cualquier hijo de vecino en la fila designada y habilitada para la gente sin turno previo, y al presentarme en el mostrador sencillamente pregunté si me podía vacunar justamente por la actividad que desarrollo en muchísimos centros de salud. Me contestaron que sí y me vacuné. Volví satisfecho a mi casa sabiendo que podría asistir espiritualmente a más gente con mayor seguridad, con menos miedo de contagiar a quienes ya padecen otras patologías”, detalló Polakoff.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar