La llegada del verano puede ser contraproducente para quienes padecen várices, ya que el calor hace que el dolor, la picazón y sensación de pesadez se intensifiquen, por lo que tratar este problema es necesario, no sólo como una cuestión meramente estética, sino de salud.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar