Para la OMS los niños no deben estar frente a las pantallas

El organismo emitió una guía de recomendaciones hasta los cuatro años de edad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió sus primeras recomendaciones sobre el uso de pantallas en la primera infancia, que difundió ayer. Las mismas se basan en que los niños de menos de un año no deben ser expuestos a ningún tipo de dispositivo electrónico. Además, aseguran que los niños de dos a cuatro años tampoco deberían tener más de una hora por día de lo que llaman “tiempo de pantalla sedentario”, que incluye juegos de computadora o televisión.

En un momento en que la obesidad representa una amenaza creciente para la salud pública y que el 80% de los adolescentes “no son lo suficientemente activos físicamente”, la OMS estimó necesario difundir una lista de buenos hábitos para menores de cinco años, un período crucial para el desarrollo de un estilo de vida. Para los bebés de menos de 12 meses, el organismo recomienda al menos 30 minutos de actividad física diaria, incluyendo tiempo en posición ventral para aquellos que todavía no caminen.

“No hay que mantener a los bebés en un carrito, en una silla alta o en la espalda de alguien durante más de una hora ininterrumpida, y tienen que dormir entre 12 y 17 horas diarias”, según las recomendaciones dadas a conocer hoy. Para los niños de uno a dos años, la agencia de la ONU aconseja tres horas de actividad física por día, no más de una hora de “tiempo sedentario de pantalla”, y al menos 11 horas de sueño.

Y para los de tres a cuatro años, las tres horas diarias de actividad física deben incluir al menos una hora de movimiento “de moderado a vigoroso”, en tanto el tiempo dedicado a las pantallas no debe superar tampoco una hora. En la Argentina, los últimos datos disponibles dan cuenta de que el sobrepeso aumentó de 21,1% a 26,6% y la obesidad, de 14,5% a 22,7% entre las niñas, niños y adolescentes.

Al respecto, Verónica Schoj, de la Secretaría de Gobierno de Salud, advirtió que “la situación epidemiológica de sobrepeso y obesidad infantil en Argentina es muy preocupante. Es una epidemia que está creciendo y que hoy afecta a más de uno de cada tres niñas, niños y adolescentes”.

“La recomendación de la OMS es lo que todos pregonamos, pero es difícil de llevar a la práctica. Y lo que ocurre es que más allá del uso de pantallas en los niños el problema es cuánto usan las pantallas los cuidadores de ese niño. Porque además, si se quiere que el chico use menos tecnología, por ende el adulto tiene que estar disponible para guiarlo y acompañar el juego”.

“Su aparato psíquico se encuentra en desarrollo y por lo tanto son inmaduros y dependen fuertemente de la interacción con adultos para decodificar y significar los estímulos que reciben. Además, necesitan explorar el mundo con otros estímulos sensoriales, como el tacto, la propiocepción, etc.(...) Entre los tres y los cinco años, el desarrollo se basa, fundamentalmente, en la interacción social y en juegos no digitales. Por lo tanto, se recomienda no exceder una hora diaria de uso”, indica el documento “Bebés, niños, adolescentes y pantallas: ¿qué hay de nuevo?”.

25 Abril 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar