Covid-19: los síntomas leves facilitan su propagación

Científicos descartan que el virus produzca solo una enfermedad respiratoria

Un reciente estudio de la revista British Medical Journal (BMJ) señaló en relación con el Covid-19, que al centrar la atención solo en los casos con tos, fiebre o dificultad respiratoria, se descarta la identificación de personas con “manifestaciones inusuales, como pacientes sin síntomas respiratorios o solo síntomas muy leves”. El nuevo virus que generó una pandemia daña no solo los pulmones y el aparato respiratorio, sino la mayoría de los órganos y sistemas, como el cerebro, los riñones, el hígado, el aparato digestivo, el sistema inmunológico, la coagulación de la sangre, el corazón y los vasos sanguíneos. Su rápida propagación se debe a la facilidad para transmitirse desde personas que no tienen síntomas, ya sea porque son presintomáticas o tienen señales leves.

El rango de los posibles síntomas leves y moderados es muy extenso, tanto que pueden pasar desapercibidos. Además de los más habituales y difundidos por las autoridades oficiales, que pueden o no manifestarse, hay otros posibles que, por lo general, son ignorados. Algunos de ellos son: diarreas, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor u opresión en el pecho, mareos, mocos, afonía, escalofríos, malestar, dolores musculares, urticarias (reacciones en la piel) y otras lesiones cutáneas, pérdida del olfato o del gusto, conjuntivitis, etc. Pueden producirse solos o en cualquier combinación e intensidad durante varios días o semanas. Además, la mayoría de ellos pueden presentarse tanto en niños como en adultos.

En la misma línea, los más chicos suelen tener los síntomas más leves y de menor duración, tienen menos tos o fiebre que los adultos y una frecuencia elevada de síntomas digestivos, como la pérdida de apetito, vómitos o diarrea. En adultos, se detectó como síntoma corriente la pérdida del olfato y que aparece como único síntoma, en ocasiones. También se descubrió que la enfermedad podría ocasionar ciertas lesiones en la piel que pueden darse en fases tardías.

Medidas para detener la propagación del virus

Los especialistas sostienen que para detener la propagación de esta infección es necesaria la detección rápida de los casos nuevos, el aislamiento de los casos sospechosos y los confirmados y el seguimiento de sus contactos. También que los grandes estudios serológicos brinden una idea de la extensión de la posible inmunidad en la población, las medidas de higiene y distanciamiento físico.

Pero además, se debe añadir que el personal sanitario y la ciudadanía tienen que identificar con claridad los síntomas sospechosos de esta enfermedad para tomar acciones en el asunto en cuanto aparezcan. Aquellos que manifiesten síntomas leves deberán permanecer en sus hogares. Sin embargo, la mayoría considera que si no tiene fiebre o tos no es coronavirus, lo cual se aleja de la propia realidad. Las infecciones que se descartan o pasan desapercibidas provocarán que nuevas personas se contagien y algunas terminen falleciendo.

Por caso, el estudio que se presentó en la revista British Medical Journal propone que los trabajadores sanitarios cuenten con equipos de protección para atender a pacientes con todo espectro de síntomas. Además, apuntan a que la comunidad científica debe dejar de considerar al Covid-19 como una enfermedad respiratoria porque, aunque el Sars-CoV-2 se transmite mediante secreciones respiratorias y produce neumonías graves, se trata más bien de una enfermedad sistémica que puede expresarse de múltiples formas.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar