Con Farina, Suárez cobra impulso en Seguridad

El bajo perfil del nuevo ministro ratifica la confianza del Gobernador en el jefe de Policía

Con la asunción de Marcos Farina como nuevo ministro de Gobierno y Seguridad de la Provincia, un dirigente de segundo orden proveniente de la ciudad de Río Cuarto y con casi nula experiencia en la materia para la que fue designado, el gobernador José Manuel de la Sota confirmó ayer que el jefe de Policía de Córdoba, comisario General Julio César Suárez, seguirá siendo quien comande los hilos en esa sensible cartera. 
 
Precisamente, momentos después de jurar en un acto desarrollado en el Centro Cívico de nuestra ciudad, Farina ratificó la continuidad de Suárez. En tanto, al ser consultado sobre los lineamientos de su gestión, el reemplazante de Walter Saieg se limitó a aclarar que “recién estoy asumiendo. Quiero ponerme en funciones rápidamente y ver dónde estamos parados”.
 
A través de un comunicado, el gobierno de Córdoba dio a conocer el currículum de Farina. Al respecto, se indicó que es abogado egresado de la Universidad Nacional de Córdoba. Fue secretario del Concejo Deliberante de Río Cuarto y subdirector de Inspección de Personas Jurídicas de dicha localidad. El pasado 5 de julio fue electo legislador provincial y hasta ahora ejercía el cargo de director del Centro Cívico de la capital alterna. Es decir que su conocimiento sobre un asunto por demás complejo, como es la seguridad, es casi inexistente. 
 
Por tal motivo, el legislador electo por la alianza Juntos por Córdoba, Juan Pablo Quinteros, advirtió que la salida de Saieg es una reafirmación de que “las decisiones cruciales en materia de seguridad corren por cuenta del jefe de la Policía de Córdoba”. “Después del 3 y 4 de diciembre de 2013 quedó evidenciado que la crisis de seguridad era muchísimo más grave de lo que cualquiera podía imaginar. A partir de ahí, el gobernador De la Sota decidió que la seguridad de Córdoba quede en manos de una sola persona, que es Julio César Suárez”, consideró.“La Ley de Seguridad Provincial le asigna un rol muy claro al jefe de Policía y otro muy claro al ministro, que es quien fija las politícas de seguridad. Con la asunción de Marcos Farina como nuevo ministro de Gobierno y Seguridad de la Provincia, un dirigente de segundo orden proveniente de la ciudad de Río Cuarto y con casi nula experiencia en la materia para la que fue designado, el gobernador José Manuel de la Sota confirmó ayer que el jefe de Policía de Córdoba, comisario General Julio César Suárez, seguirá siendo quien comande los hilos en esa sensible cartera. 
 
Precisamente, momentos después de jurar en un acto desarrollado en el Centro Cívico de nuestra ciudad, Farina ratificó la continuidad de Suárez. En tanto, al ser consultado sobre los lineamientos de su gestión, el reemplazante de Walter Saieg se limitó a aclarar que “recién estoy asumiendo. Quiero ponerme en funciones rápidamente y ver dónde estamos parados”.
 
A través de un comunicado, el gobierno de Córdoba dio a conocer el currículum de Farina. Al respecto, se indicó que es abogado egresado de la Universidad Nacional de Córdoba. Fue secretario del Concejo Deliberante de Río Cuarto y subdirector de Inspección de Personas Jurídicas de dicha localidad. El pasado 5 de julio fue electo legislador provincial y hasta ahora ejercía el cargo de director del Centro Cívico de la capital alterna. Es decir que su conocimiento sobre un asunto por demás complejo, como es la seguridad, es casi inexistente. 
 
Por tal motivo, el legislador electo por la alianza Juntos por Córdoba, Juan Pablo Quinteros, advirtió que la salida de Saieg es una reafirmación de que “las decisiones cruciales en materia de seguridad corren por cuenta del jefe de la Policía de Córdoba”. “Después del 3 y 4 de diciembre de 2013 quedó evidenciado que la crisis de seguridad era muchísimo más grave de lo que cualquiera podía imaginar. A partir de ahí, el gobernador De la Sota decidió que la seguridad de Córdoba quede en manos de una sola persona, que es Julio César Suárez”, consideró.“La Ley de Seguridad Provincial le asigna un rol muy claro al jefe de Policía y otro muy claro al ministro, que es quien fija las politícas de seguridad. Acá eso está subvertido, y el que maneja todo es Suárez”, cuestionó Quinteros.
 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar