Detectan bacterias resistentes a los antibióticos en la ciudad

Una investigación encontró microorganismos capaces de rechazar a múltiples medicamentos

Luego de dos años de recolección de estudios en distintos puntos de nuestra ciudad, una investigación multidisciplinaria realizada por un equipo de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la Universidad Católica y el Laboratorio LACE, identificó un conjunto de bacterias “multirresistentes a antibióticos” en el ambiente de Córdoba y en el río Suquía.

Se trata de un hallazgo preocupante porque, en ocasiones, estos microorganismos causan infecciones de gravedad y son portadores de un gen que los convierte en resistentes a los antibióticos más utilizados, con lo cual los tratamientos se complejizan y, en casos extremos, se pueden volver ineficaces.

“Con las aguas servidas se está vertiendo este tipo de bacterias resistentes en el entorno. Si bien no debemos tener miedo del surgimiento de una epidemia, estos derrames cloacales pueden causar problemas en la salud pública”, explicó Héctor Alex Saka, investigador del Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC en una nota de UNCiencia.

“En condiciones normales, puede llevar décadas a una bacteria desarrollar resistencia. Pero al estar sometida asiduamente a la acción de antibióticos, puede lograrlo en menos tiempo. Hoy observamos que en cinco o seis años, o incluso menos, algunas bacterias se vuelven resistentes a antibióticos cuyo desarrollo pudo llevar diez o más años de investigaciones y cuantiosas inversiones”, indicó el especialista. Ocurre que prácticas ya habituales como la automedicación, el mal uso o el abuso de los antibióticos, y los desbordes cloacales, entre otras, aceleran el desarrollo de resistencia en los microorganismos. Los investigadores recomendaron “monitorear la situación”.

“Queríamos saber si estaban presentes en el ambiente que nos circunda y portaban los genes que confieren resistencia a los antibióticos que se usan clínicamente. Porque podrían ser resistentes a antibióticos que no se usan en clínica y eso tendría menor impacto. Pero la preocupación es mayor si sucede con antibióticos de alta demanda y uso en salud pública”, completó el director del estudio.

Datos de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud y otras entidades, advierten que actualmente 700.000 personas fallecen por año debido a la acción de las bacterias multirresistentes. Para 2050, esa cifra podría ascender a 10.000.000 y ser la principal causa de muerte, superando al cáncer y a las enfermedades cardiovasculares.

Los resultados de la investigación 
El equipo de investigadores comandado por Héctor Alex Saka e integrado por especialista de la UNC, la UCC y el Laboratorio LACE, intentó determinar la situación en Córdoba respecto de una preocupación mundial: la presencia de bacterias multirresistentes en el ambiente urbano y periurbano. Durante más de dos años, junto a Susana Eugenia Ruiz, bacterióloga de la UCC, el equipo estudió muestras de aguas servidas en diferentes puntos de la ciudad y el río Suquía.

Al analizarlas en el laboratorio, detectaron la presencia de gérmenes multirresistentes a antibióticos de uso clínico y cuya resistencia se debía a la presencia de los mismos genes que confieren resistencia en bacterias intrahospitalarias.  Encontraron “enterobacterias resistentes a cefalosporinas de tercera generación y a carbapenems, enterococos resistentes a vancomicina y Staphylococcus aureus resistentes a meticilina”. Estas bacterias provocan múltiples infecciones intrahospitalarias y en la comunidad pueden causar infecciones de herida, urinarias, y neumonías, entre otras. 

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar