Miles de mendocinos protagonizaron una inédita movilización

Le reclamaron al gobernador Suárez que no permita la utilización de sustancias químicas en para las explotaciones mineras

Con una inédita movilización, miles de personas le reclamaron ayer al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, que vete las modificaciones hechas a la ley que regula la actividad minera desde 2007. La movilización comenzó en distintos puntos del territorio provincial y culminó con una gran protesta frente a la Casa de Gobierno. Sin embargo, pasado el mediodía, Suárez decidió reprimir a los manifestantes.

Los cambios en la ley 7.722 que pretenden favorecer la explotación de recursos fueron una promesa de campaña de Suárez. Tanto la Cámara de Diputados como el Senado de Mendoza aprobaron la iniciativa con amplios márgenes. Sucede que el oficialismo contó con el apoyo del principal bloque opositor, el Frente de Todos (FDT).

Sin embargo, las modificaciones fueron rechazadas por una gran porción de los mendocinos porque permiten, entre otras, el uso de sustancias químicas para las explotaciones mineras. Una vez promulgada, la normativa habilita la utilización de cianuro y ácido sulfúrico, un mecanismo cuestionado por los efectos que podría tener en los recursos hídricos de la provincia.

Al cierre de esta edición, se descartaba que el gobernador Suárez fuese a vetar los puntos sensibles de la normativa. La intención del oficialismo es instalar la idea de que se puede llevar a cabo la actividad minera y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente. Es más: el presidente de Diputados, Andrés Lombardi, aseguró ayer que la ley se va a promulgar y remarcó el amplio consenso que consiguió en todo el arco político, empresarial y científico.

Cabe remarcar que si bien el peronismo acompañó la iniciativa, horas después cuestionó la represión desatada frente a la Casa de Gobierno. En este marco, la senadora nacional por Mendoza y ex candidata a gobernadora de la provincia, Anabel Fernández Sagasti, criticó a quien fue su contrincante en las elecciones y le pidió “responsabilidad”. De cualquier forma, no criticó las modificaciones que implementó el oficialismo y que motivaron la protesta de 50.000 personas.

Tampoco hubo una postura oficial de la Casa Rosada. No obstante, medios mendocinos aseguraron que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió a la senadora para interiorizarse del tema.

Balas de goma y gases lacrimógenos

La multitudinaria concentración frente a la Casa de Gobierno fue la culminación de la “marcha más grande de la historia de Mendoza”. Con carteles y consigna en defensa del agua, miles de personas le reclamaron al gobernador que de marcha atrás con las modificaciones de la normativa 7.722. “El gobernador no se hizo presente en la Casa de Gobierno, pero entregamos un petitorio al secretario de Ambiento, Humberto Mingorance. Estamos a la espera de una respuesta y si no decidiremos en asamblea cómo continuar”, informó Mauricio Gnosis de la Asamblea Por el Agua de Tunuyán. Sin embargo, el petitorio fue rechazado, tras lo cual se generaron protestas por parte de los manifestantes. En esa circunstancia, la Policía de Mendoza decidió responder con balas de goma y gases lacrimógenos. Más de 40 personas fueron detenidas. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar