Los gastronómicos de Carlos Paz defendieron sus precios

“El 99% de los comerciantes brinda tarifas accesibles para todo tipo de público”, aseguraron

Los empresarios gastronómicos de Villa Carlos Paz salieron al cruce de la polémica instalada en los medios locales y nacionales por los altos precios de sus servicios en la temporada turística.

Se trata de una discusión que cada verano se suele cubrir en la prensa a partir de casos puntuales como el ocurrido la semana pasada en el bar “El Árabe”, donde una turista criticó haber pagado 3.450 pesos por una picada y algunas bebidas para cuatro personas. Esta vez, los empresarios gastronómicos y hoteleros de la villa salieron al cruce de la polémica para evitar una estigmatización nacional del mayor destino turístico de Córdoba: en una conferencia de prensa, anunciaron que enviarán una nota al municipio pidiendo que se pronuncie sobre el tema y que realice los controles pertinentes para que todos los restaurantes y bares exhiban la carta antes de atender a los clientes.

“Estamos preocupados por la situación que se desató a raíz de un episodio vivido por una turista en un local comercial, por un ticket donde le cobraban una cantidad alta por algo que había consumido”, señalaron los empresarios, quienes criticaron que “toda la ciudad está siendo puesta en tela de juicio en todo el país. Esto hace que nos preocupe y nos hace reunirnos. Queremos decirle a la prensa que Carlos Paz no es ni ha ido nunca lo que se están difundiendo y que nos está dañando”.

Los gastronómicos mostraron sus propias cartas con los precios de sus servicios como prueba de la realidad y explicaron que “el 99% de los comerciantes brinda tarifas accesibles para todo tipo de público. Han pasado tres días y no ha habido otros casos. Queremos darle un punto final” a la polémica.

Leonardo González, presidente de la ASHOGA y empresario de la ciudad, sostuvo además que “a cada situación hay que ponerla en contexto. En nuestro país existe el libre comercio y todo cliente tiene derecho a saber lo que va a pagar, como también todo comerciante tiene la obligación de informarle cuánto va a cobrar por ese bien o servicio”. Los gastronómicos también se distanciaron de una de las dueñas de “El Árabe”, Camila Cherara, quien publicó una polémica respuesta a los clientes que denunciaron sus precios: “Chicos cuando se sienten a comer a algún lugar pidan carta o pregunten precios. Si no les alcanza o lo que sea se levantan y se van, no se sienten a comer haciéndose los no sé qué y cuando llega la cuenta te agarrás la cabeza”, escribió en Facebook. La joven justificó los precios de sus productos por la ubicación del bar y finalizó diciendo “sigan hablando, sigan escrachando que yo ya estoy preparando las vacaciones para marzo. Nos vemos, barats”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar