El interventor del Surrbac espera instrucciones de Moroni

Simón fue desigando ayer al frente del gremio para “subsanar irregularidades”

En el marco de la causa por presunto lavado de activos en el Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), el Ministerio de Trabajo de la Nación, a cargo de Claudio Moroni, dispuso ayer la intervención del gremio. La medida fue publicada en el Boletín Oficial y designó a Alberto Ricardo Ramón Simón como interventor. El nombramiento de Simón al frente del gremio se dio luego de que en diciembre pasado se dispuso la intervención de la mutual, y mientras Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, los máximos dirigentes del Surrbac, se encuentran detenidos en la cárcel de Bouwer.

El texto que nombra a Simón como la principal autoridad del sindicato lo habilita a “ejercer los actos conservatorios y de administración necesarios para subsanar las irregularidades existentes, determinadas por la Autoridad Judicial”. Para ello, se le ordena presentar un informe dentro de los próximos 45 días, en el que brinde detalles del “estado económico financiero en que se encuentra la entidad, como así también la rendición detallada de su gestión en el cargo”. El interventor aseguró que se reunirá la semana que viene con el ministro de Trabajo, quien lo instruirá para proceder con la intervención de hecho. “Los afiliados deben tener la tranquilidad necesaria de que esta intervención tiene la voluntad de que el sindicato vuelva a manos de sus afiliados de normal manera, como cualquier otro sindicato”, afirmó Simón.

En tanto, el Surrbac se declaró en “estado de alerta y movilización al aguardo de la definición del tipo de acciones” a realizar en toda la provincia de Córdoba”. En ese sentido, anunció que mañana se realizará una asamblea en el Club Villa Retiro para “declarar o no medidas de acción directa en defensa del gremio”.

Para Senestrari, la resolución “es correcta”

Tras la resolución que designó a Simón como el interventor del Surrbac, el fiscal federal Enrique Senestrari calificó de “correcta” la medida, y sostuvo que “es probable que en el gremio haya pasado lo mismo que en la mutual”. El funcionario judicial, que trabajó en el caso, manifestó que “los manejos de las finanzas de un gremio deben ser analizados por autoridades independientes de los imputados”, en referencia a Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, los principales referentes del sindicato que están acusados –y detenidos en Bouwer- de lavado de dinero, asociación ilícita, usura y defraudación. Senestrari dijo que la principal tarea del nuevo interventor serán “las cuentas, la administración, y ver qué pasó con el aporte de los afiliados, a dónde fue”. En ese sentido, alertó que “hay un grupo de personas que maneja una institución y dinero de sus afiliados con una administración fraudulenta”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar