Rige el distanciamiento en el interior, y la Capital aguarda su turno

En las próximas horas, el COE habilitaría bares y restaurantes en las zonas blancas

Tras el anuncio de la postergación por tres semanas del aislamiento social en las zonas que presentan transmisión comunitaria de Covid-19 realizado por el presidente Alberto Fernández, el gobierno de Córdoba aclaró las diferencias de los status sanitarios que posee la provincia. Debido a la caída en el número de contagios detectados en los municipios y comunas del interior, dichas poblaciones comenzaron desde el sábado pasado una nueva fase de la cuarentena: el distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

En esta línea, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE Central) esclareció en primera instancia que sólo el ejido de la ciudad de Córdoba continuará en aislamiento. De esta manera, el equipo de expertos corrigió al gobierno nacional, que había afirmado que todo el Gran Córdoba debía permanecer en confinamiento. Así, el COE autorizó, protocolo mediante, a los 426 municipios y comunas del interior provincial a avanzar de etapa en esta lucha para frenar la propagación del coronavirus.

Con esa definición, el organismo creado por la administración de Juan Schiaretti para tratar todo lo que respecta a este nuevo virus, habilitó en las zonas blancas las reuniones familiares de hasta 10 personas durante los días sábados y domingos. Entre las condiciones para dichos encuentros, el COE determinó que las personas tienen prohibida la circulación interjurisdiccional. Asimismo, Schiaretti aseguró que esta medida será revisada con el correr de los días dependiendo de la evolución epidemiológica.

Además, en la conferencia de prensa, el máximo mandatario provincial confirmó que el COE habilitará entre mañana y el miércoles los bares y restaurantes en esas zonas sin circulación comunitaria del virus. Para esta nueva flexibilización se enviará a los diferentes gobiernos locales un protocolo base que deberán adecuar a cada caso particular.

Según trascendió, esta primera guía exigirá, entre otras medidas de higiene, que la ocupación de estos locales no supere la mitad de la capacidad, que las mesas se ubiquen a dos metros de distancia entre sí y que el personal y los clientes utilicen barbijos, con la diferencia de que a la hora del consumo, los clientes podrán sacarse el tapabocas.

En tanto, desde el gobierno provincial aseguraron que si el número reproductivo básico (RO) de contagios se mantiene estable, las reuniones de hasta 10 personas se extenderán también a nuestra ciudad. “Si todo sigue como hasta ahora, donde hemos dominado el brote y no tenemos problemas, podremos también estar habilitando las reuniones familiares en la ciudad de Córdoba, tal como nos dijeron los integrantes del comité científico”, indicó el gobernador. “El R0 promedio del mes de mayo fue de 1,05.

En las dos últimas semanas ese promedio fue del 0,91, con tendencia a estabilizarse. En esta última semana, fue del 0,84”, señaló el ministro de Salud provincial, Diego Cardozo.

Por su parte, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, Miguel Siciliano, indicó: “Como lo hemos hecho hasta ahora, vamos a seguir trabajando con la Provincia, con el COE, en ir avanzando en la ciudad a medida de que la curva no suba, como estamos ahora, venimos bien, y eso es lo que nos permitió flexibilizar cada vez más y permitir algunos rubros, comercios, deportes”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar