Ofrecen una alternativa para no perder pelo con la quimioterapia

Una cordobesa impulsa una cadena de favores para que las personas logren hacer su quimioterapia sin perder el pelo

Por Soledad Huespe

Hace poco más de dos años a Laura le diagnosticaron cáncer de mama. Recibir una noticia así siempre es un golpe, pero ella puso su energía en transitar la enfermedad de la mejor manera para poder sanar. En ese escenario, la pérdida del cabello es uno de los efectos secundarios más traumáticos asociados con el tratamiento.

Por eso, Laura Cugno comenzó a investigar distintas alternativas para no perder el suyo. “Una de las primeras cosas que le dije al oncólogo fue que a mí no se me iba a caer el pelo. Pero él, con delicadeza me explicó por qué se cae y que a todas/os les sucede”, recuerda esta cordobesa oriunda de la ciudad de Alta Gracia. Sin embargo, no bajó los brazos y comenzó a investigar. Así, llegó a conocer a Paula Estrada, una mujer que había pasado por lo mismo unos años antes y que diseñó de manera artesanal un casco frío de gel que se coloca media hora antes de cada sesión de quimioterapia, y se usa durante y hasta una hora después del tratamiento.

El casco, bien colocado y a -20° centígrados, logra reducir la temperatura del cuero cabelludo, disminuir el flujo sanguíneo a los folículos pilosos y minimizar la pérdida de cabello. Paula, basada en su experiencia, armó un perfil en las redes sociales denominado “Quimio con Pelo” desde donde busca transmitir este método sencillo y económico.

Laura transitó todo su tratamiento sin perder el cabello y su experiencia sirvió de inspiración para otras cordobesas que pasaron por lo mismo. Por eso juntas le dieron un giro a esta red de Paula Estrada: impulsaron una “cadena de favores” para que más personas puedan acceder a los geles fríos y diseñar sus propios cascos. “Si bien los geles no son costosos, hay mujeres que no pueden acceder y queremos ayudarlas para que puedan transitar su quimio con pelo. La idea de esta cadena de favores es que quienes superaron la etapa de la quimio puedan donar sus geles. Muchos lo hemos hecho y están dando vueltas por toda la provincia”, alienta Laura.

La invitación es a través de las redes: @quimioconpelocordoba, @quimioconpelotucuman, @elcascorosa y @paulaestrada.ok
“El proceso de quimioterapia es muy estresante y desgastante, transitarlo con mi pelo me ayudó muchísimo y, sobre todo, me dio calidad de vida en ese momento”, reflexiona Laura.

Sugerencias de uso del casco frío:

• Usarlo desde la primera sesión de quimioterapia.
• Mojar el pelo, colocar bolsa o cofia y el casco media hora antes, durante y media hora después de la quimioterapia.
• Cambiarlo cada media hora de manera de no dejar de tener la cabeza fría.

La importancia del autoexamen mamario

El 19 de octubre es el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama. Los exámenes anuales y también los autoexámenes mensuales son los principales aliados para poder detectar la enfermedad a tiempo y curarla. “Me hacía mis estudios ginecológicos regularmente y el año que me diagnosticaron el cáncer recuerdo que me los había hecho en julio y en noviembre, cuatro meses después, gracias a un autoexamen de mama, palpé algo que no me gustaba”, concientiza Laura. “Eso fue lo que me salvó, las mujeres debemos hacerlo sin vergüenza ni temores”, culmina.

En relación a las sugerencias para el uso del casco frío, señaló que hay que utilizarlo desde la primera sesión de quimioterapia. También es necesario mojar el pelo, colocar bolsa o cofia y el casco media hora antes, durante y media hora después de la quimioterapia. Además, hay que cambiarlo cada media hora de manera de no dejar de tener la cabeza fría.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar