En Singapur deciden utilizar datos de ciudadanos para investigar delitos

La aplicación que ayudó a combatir el COVID-19 se usará para investigaciones criminales

Del otro lado del mundo, el derecho a la privacidad no es un derecho que esté del todo reglado, y en esta situación de pandemia se dieron a conocer muchas aplicaciones que recolectaban datos y rastreo de personas como medidas contra el avance del COVID-19.

Desde occidente, es una situación impensable sabiendo lo susceptible que es atribuirle datos personales y ubicaciones a empresas para que los almacenen en sus bancos de datos. Pero estas prácticas no son anormales en los países orientales.

Por ello, en Singapur, durante la pandemia, la aplicación TraceTogether que ayudo a la situación del país, fue autorizada por el gobierno de Singapur como herramienta para las investigaciones de los cuerpos de seguridad.

Así, unos de lo temores de espionaje activo por parte del estado, se manifiesta de forma indirecta con este tipo de decisiones. Se estima que una 78% de la población de Singapur instaló la aplicación y existen 4,2 millones de usuarios activos que hacen uso de la misma.

En su momento, el Ministerio del Interior de Singapur, Desmond Tan, afirmó que el rastreo de ubicación sólo sería usado si existía altas posibilidades de caso positivo de COVID-19, y con la situación actual, el ministro aclaró que el criterio para el uso del rastreo será para investigaciones criminales relevantes para el Estado.

Por su parte, en los términos y condiciones de la aplicación se vio reflejada esta situación y se puso en conocimiento a todos los usarios.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar