Clubhouse, la nueva app con base en la conversación de voz

Se trata de una red social en la que todo gira en torno al audio. No incluye chat, y tampoco pueden enviarse fotos o videos

Lanzada en marzo del año pasado, esta nueva aplicación que comenzó a ganar popularidad en estos últimos meses, se centra en salas de conversación únicamente de audio. No se puede chatear ni enviar videos o fotos.

Por el momento, Clubhouse solamente está disponible para iPhone y no es de acceso libre: se requiere invitación de otro usuario. Este requisito, suele ser habitual en el lanzamiento de una aplicación y le otorga cierta exclusividad.

La red social se define como como “un espacio para conversaciones casuales y directas”. Las salas de conversación son creadas por usuarios que luego se convierten en moderadores y tienen un límite de 5.000 participantes.

En ellas se puede discutir sobre un tema en particular, sobre temas variados o directamente se habla sin ningún lineamiento previo. En otras palabras, la aplicación permite conversaciones espontáneas o diálogos más estructurados.

Los participantes de una sala se dividen entre aquellos que tienen permiso para hablar y la audiencia, es decir, los que escuchan pero no participan. Para poder hacerlo, deben alzar la mano y si los moderadores de la sala lo permiten, pueden intervenir para formular una pregunta o expresar una opinión.

Al no poder chatear o intercambiar imágenes muchos usuarios aseguran que se potencia la sensación de cercanía e intimidad que posibilita el medio radiofónico. En esta atmósfera íntima, el usuario puede asistir a una conversación en un grupo reducido donde también participan figuras conocidas de diversos ámbitos como Mark Zuckerberg o Elon Musk.

Otra de las características clave es que todo el contenido es efímero, a diferencia de otros formatos como el podcast. Esta particularidad contribuye a reforzar el aura de exclusividad de la red social, debido a que se pierde la oportunidad de escuchar una charla si no se participa de ella en el momento.

En relación a la privacidad, la aplicación una vez instalada, pide permiso para acceder a los contactos del teléfono y el pasado mes de febrero algunos expertos en privacidad cuestionaron la legalidad del uso que Clubhouse está haciendo de esos datos.

También ha generado polémica que la aplicación almacene de forma temporal las conversaciones por si en las salas se produjera alguna violación de los términos de uso de la plataforma.

Dentro de un terreno donde las redes sociales han dado prioridad a la imagen, Clubhouse propone una fórmula diferente en un campo poco explorado hasta ahora como es el audio.

En los próximos meses, se podrá observar el rol que esta nueva aplicación desempeñará y si logra ser protagonista en el escenario futuro del audio en Internet.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar