Crean CaDi, el primer traductor de lenguaje inclusivo

 La herramienta ayuda a utilizar el lenguaje inclusivo no sexista en la redacción de textos

La Universidad Iberoamericana de México creó CaDi, en conjunto con una investigadora de la Universidad de Valencia. La plataforma se erige como el primer traductor de lenguaje inclusivo, y sirve como herramienta para emplear el lenguaje incluyente en la redacción de textos.

CaDi funciona como el traductor de Google, donde el usuario ingresa el texto y el traductor ofrece sugerencias.

Aunque no incorpora el uso de la “e”, el traductor ofrece cerca de 1.500 palabras de lenguaje no sexista, ya que almacena 500 palabras escritas en género masculino y dos o tres opciones en lenguaje incluyente por cada una.

El nombre del software es un homenaje a Capitolina Díaz, investigadora de la Universidad de Valencia, quien propuso la creación de este programa.

La investigadora señaló que el lenguaje oral en tiempo real no ofrece tiempo de pensar en una alternativa para evitar hablar de manera sexista. Generalmente, utilizar un lenguaje inclusivo resulta difícil o forzado debido a la falta de entrenamiento.

Pero en el ámbito del feminismo esta es una lucha importante ya que como resalta Díaz una de las principales preocupaciones siempre fue hacer visibles a las mujeres en el lenguaje. "Lo que no se dice, no existe", afirmó.

“Las feministas en el mundo nos hemos esforzado en buscar alternativas para decir las cosas de una manera inclusiva. Por ejemplo, solemos hablar del alumnado, del estudiantado, o la dirección, en vez de la directora o el director.  Entonces, hemos buscado con mucho esfuerzo términos que tengan el mismo valor y los pudiéramos utilizar”, expresó la docente.

La herramienta ha sido desarrollada e implementada en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México a través de su Programa de Género e Inclusión coordinado por Elvia González de Pliego Dorantes, doctora por la Universitat Jaume I de Castellón.

Este proyecto demostraría que, el lenguaje no es necesariamente sexista, pero sí la forma en la que se utiliza desde una práctica androcéntrica.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar