Las lluvias permiten ver cómo trabaja el nuevo desagüe del noroeste

Se trata de la construcción de dos enormes sistemas de desagüe bajo la nueva calzada que cerrará la avenida Circunvalación de Córdoba

Se trata de una obra que se desarrolla a través de conductos subterráneos, que han sido diseñados para contener y drenar los caudales originados por el efecto de lluvias extraordinarias, evitando así inundaciones en la ciudad capital. 

Las últimas precipitaciones que afectaron a Córdoba pusieron a prueba estos imponentes aliviadores de agua, mostrando su funcionamiento.

El que ya está operativo y que presenta un mayor grado de avance –cercano al 90 por ciento- es el desagüe del tramo distribuidor Spilimbergo – río Suquía. Esta canalización posibilita el escurrimiento de las cuencas de avenida Spilimbergo, avenida Rafael Núñez y las Sierras Chicas.

Está compuesto por cuatro conductos cerrados de hormigón armado, de tres metros de ancho por dos metros de alto. Tiene una longitud total de 1,9 kilómetros y permite desaguar un caudal extraordinario de 132 metros cúbicos por segundo.

07 Noviembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar